Definición ABC » Medio Ambiente » Ecología (seres vivos y su ambiente)

+

Definición de Ecología (seres vivos y su ambiente)



Ecología es el estudio de la relación entre los seres vivos y su ambiente, específicamente se ocupa de analizar la influencia de unos sobre otros. Cuando hablamos de ambiente estamos considerando ciertas propiedades físicas que se definen como factores abióticos locales, y esto incluye el clima, la geología y organismos que conviven en dicho ambiente. La ecología es un concepto amplio que aborda desde nuestra relación con el planeta hasta las pequeñas prácticas cotidianas que tienen un menor impacto sobre el ambiente.

Se tiende a utilizar el concepto de biotopo para considerar a la totalidad de los factores abióticos de un área. Cuando se evalúa en su conjunto al biotopo y a los seres vivos de un entorno (animales, vegetales, protistas, moneras y hongos) se prefiere emplear el vocablo ecosistema. Así, por ejemplo, un simple charco es un ecosistema completo, con sus factores abióticos (agua, aire, suelo del fondo) y bióticos. La sumatoria de distintos ecosistemas interdependientes conforma los llamados biomas. En este modelo, una jungla tropical es un gran bioma en el que se confunden variados ecosistemas. Finalmente, la suma de todos los biomas del planeta da lugar a la biósfera.

En este sentido, resulta interesante destacar que, etimológicamente, ecología significa “estudio del hogar”, entendiendo hogar como entorno o hábitat en el que los seres vivos se desarrollan. La raíz de este vocablo, de hecho, es similar a la de conceptos tan distintos como el de “economía”. El estudio de la ecología involucra herramientas provenientes de ciencias tan versátiles como la matemática y la estadística, por un lado, y la biociencias y la geología, por el otro. Si bien cuando hablamos de esta rama de la biología tendemos a asociarla a la preservación del medio ambiente y de las especies vegetales y animales, el ecología consiste en una ciencia multidisciplinaria que se vale de otras disciplinas y que a su vez tiene derivaciones tales como la ecología microbiana, de poblaciones y comunidades, de comportamiento, etoecología, ecología matemática y otras. No puede olvidarse que la ecología se integra también con las ciencias de la salud. Por un lado, las modificaciones en biomas y ecosistemas provocadas por efectos deletéreos de la acción del hombre motivan la aparición o potenciación de diversas afecciones, entre las que sobresalen las enfermedades transmisibles por vectores y los resultados de la contaminación ambiental. Por el otro, se tiende a considerar hoy día un enfoque ecológico de la salud en distintos aspectos. Así, se reconoce al intestino humano como un verdadero ecosistema, con sus factores abióticos y su microflora local que constituye el factor biótico.

Ciertos términos derivados de la ciencias de la ecología (por ejemplo, la huella ecológica), constituyen en la actualidad indicadores del impacto sobre el planeta que tiene determinado modo de vida. Consecuentemente, cuando se habla de sostenibilidad o sustentabilidad se hace referencia al equilibrio entre las prácticas de una especie y su entorno. La agroecología, entre otras, busca aplicar los principios de la ecología al diseño y desarrollo de sistemas agrícolas sustentables. El ecologismo o movimiento ecologista defiende la protección del medio ambiente como crítica de las prácticas humanas derrochadoras, descuidadas e irresponsables.

Distintas entidades y organizaciones de carácter local o internacional son resultado de este movimiento, como pueden considerarse Greenpeace, World Wildlife Fund, y muchas otras.

Entre los temas que están asociados actualmente con la ecología pueden contarse la preservación de especies en extinción, el cambio climático y la conservación del agua y otros recursos naturales. Esta concepción de la importancia de la evaluación científica de la acción de la humanidad sobre el planeta no es nueva, si bien ha alcanzado un mayor despliegue en los últimos 50 años y, en particular, ha tomado un mayor impulso a partir de las décadas más recientes. En este contexto, las organizaciones no gubernamentales han desempeñado un papel relevante que ha superado al de numerosos gobiernos. No obstante, se reconoce la participación de distintas naciones en el proceso de conservación ecológico, en el contexto de la creación de reservas naturales y parques nacionales en los cuales no es posible inflingir daño a los componentes abióticos o bióticos de ecosistemas y biomas. Finalmente, distintos organismos internacionales, entre los que se destacan la FAO y la UNESCO, promueven también una explotación racional de los recursos para mantener un enfoque de la ecología que resulte apropiado para salvaguardar a todas las formas de vida de la Tierra.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"