Definición ABC » Medio Ambiente » Desierto

+

Definición de Desierto



El desierto es uno de los ambientes geográficos más conocidos y fácilmente identificables debido a su escasísima vegetacion y también debido a la presencia de tierras poco fértiles, ya sea a través de dunas de arena o tierra seca que no permite ningún tipo de cultivo. El desierto más conocido del mundo es el desierto de Sahara, que ocupa varios países del norte y centro de África y que, en términos de extensión, es el más grande. Sin embargo, muchas otras regiones del planeta son consideradas desérticas y poco apropiadas para el desarrollo de vida humana, animal o vegetal.

Las principales características del desierto tienen que ver con la calidad de sus suelos y con el nivel de precipitaciones que estas zonas reciben a lo largo del año. Así, podemos decir que lo que diferencia de manera evidente a los desiertos del resto de los ecosistemas es que poseen escasas precipitaciones y por lo tanto sus suelos son áridos o no aptos para el cultivo. Al mismo tiempo, los desiertos poseen una importante amplitud térmica, lo cual significa que mientras que las temperaturas suelen ser muy altas durante el día y muy bajas durante la noche. Esto también suma elementos para hacer de este espacio un lugar poco agradable para la vida permanente en él.

Debido a estas condiciones, los desiertos se caracterizan por tener muy escasa vegetación así como también animales que son específicos de esas áreas y que cuentan con elementos particulares para subsistir. La flora y la fauna desértica es sin embargo muy escasa, entre las especies animales podemos mencionar diferentes tipos de lagartos, lagartijas, insectos, alacranes, aves rapaces y camellos. Las plantas típicas de los desiertos son los cactus y las palmeras así como también pequeños arbustos que no alcanzan demasiada altura y que sirven principalmente de refugio para los animales desérticos.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"