Definición ABC » Medio Ambiente » Biodiversidad

+

Definición de Biodiversidad

biodiversidadCuando hablamos de biodiversidad nos referimos a las variadísimas formas de vida que se pueden desarrollar en un ambiente natural como ser plantas, animales, microorganismos y el material genético que los conforma. Cuando pensamos en biodiversidad generalmente vienen a nuestra mente las selvas amazónicas verdes o los increíbles arrecifes de coral en los mares tropicales, sin embargo, incluso nuestro hogar está lleno de vida. Arañas e insectos se arrastran en los rincones y grietas; los mohos, algas y hongos florecen en nuestros alimentos y en nuestros cuartos de baño; las hierbas y malezas crecen en nuestros jardines, y las aves y los mamíferos acampan en nuestros áticos, sótanos y chimeneas.

Los ecosistemas y sus especies nos brindan servicios biológicos fundamentales

Las plantas verdes, por ejemplo, eliminan el dióxido de carbono y liberan oxígeno a la atmósfera, lo que sirve para mantener el medio ambiente saludable y en condiciones aptas para la vida humana. Aunque todavía tenemos mucho que aprender acerca de la compleja función de los ecosistemas y las funciones críticas que desempeñan las especies, sabemos que si un hábitat natural se altera de alguna manera, el efecto impactará considerablemente en el planeta.

Los argumentos económicos también ofrecen razones de peso sobre la importancia de la biodiversidad. Los diferentes tipos de plantas, animales, hongos y microorganismos nos proporcionan alimentos, medicinas, combustible, materiales de construcción, fibras para prendas de vestir y productos industriales, entre muchas otras cosas.

Esta diversidad en cualquier comunidad natural implica un equilibrio del ecosistema en cuestión porque cada especie cumple y desarrolla una determinada función ecológica, por eso es que la pérdida de la diversidad, como consecuencia de la acción voluntaria del hombre a través de la contaminación, caza de especies que se encuentran en proceso de extinción, entre otras cuestiones, alarman muy profundamente y preocupan a aquellos defensores de las mismas y también a aquellos que aunque no lo son no desean formar parte de un planeta devastado y desequilibrado por las maniobras y falta de conciencia de algunos seres humanos en su obrar. Esta pérdida de especies por las razones que mencionamos significará una menor regulación para el ecosistema.

Biodiversidad-3Será preciso entonces que el ser humano como especie superior a las mencionadas contribuya al equilibro y la supervivencia de estas porque son las que en definitiva lo ayudarán a autorregularse.

Los servicios biológicos que realizan los ecosistemas.

Los diversos hábitats naturales protegen las áreas de las condiciones meteorológicas peligrosas. La cobertura vegetal protege los suelos de la erosión. Los bosques funcionan como una barrera contra el viento, útil en áreas agrícolas, mientras que la vegetación de pantanos y dunas de arena ayuda a cuidar las zonas costeras de la erosión causada por el mar y el viento.

Por otro lado, los ecosistemas ayudan a reducir el cambio climático local y global, al mantener un sano equilibrio de los gases en la atmósfera. Los árboles y otras plantas previenen la acumulación de dióxido de carbono en el ambiente, lo que reduce el riesgo de calentamiento global.

El reciclaje de nutrientes es otra razón por la que la biodiversidad es importante para nuestro planeta y las bacterias y los hongos juegan un papel crucial en ello, mientras que algunas plantas son vitales para la fijación de nitrógeno en el suelo

Especies como las cañas actúan como filtros naturales, facilitando la eliminación de los residuos de las aguas superficiales y muchas bacterias se encargan de descomponer los contaminantes de bajo nivel.

Biodiversidad-4Respecto a los animales, las aves, los murciélagos y los insectos desempeñan funciones importantes como polinizadores de plantas de alimentos, tales como verduras y frutas, y también son a menudo los enemigos naturales de malezas, plagas y enfermedades que pueden dañar los cultivos, ayudando a mantener un equilibrio.

Finalmente, Algunas especies supervisan la salud del medio ambiente, pues pueden detectar e indicar cualquier cambio en él. Por ejemplo, el fallo de la cría entre las aves de presa puede apuntar a una acumulación de pesticidas en el sistema, o los líquenes como los que se encuentran cada vez más en los árboles, pueden ser indicadores sensibles de los niveles de contaminación del aire.

Preservación de la biodiversidad

Preservar los ecosistemas puede parecer tarea sencilla, si consideramos que los científicos han descrito y nombrado casi 2 millones de especies de organismos y creen que existen 10 millones más que no se han descubierto aun. Siendo así, ¿cuál podría ser el impacto en la pérdida de algunas especies? Lo cierto es que todos coexistimos en un delicado equilibrio en el que desempeñamos funciones básicas para la vida. Cualquier alteración en esta relación interdependiente trae consigo consecuencias críticas y muchas veces irreversibles para nuestra existencia y la del planeta.

Fotos: iStock – Rainer von Brandis / anzeletti

 
 
 
Temas en Biodiversidad
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45133 fans
  • Twitter
    2202
  • Google
    278
  •