Definición ABC » Historia » Posmodernidad

+

Definición de Posmodernidad

Movimientos, culturales, artísticos, filosóficos y literarios que surgieron en el siglo XX en oposición a la propuesta moderna

posmoLa palabra Posmodernidad es el término que se utiliza para designar a la amplia gama de movimientos, culturales, artísticos, filosóficos y literarios que surgieron en el siglo pasado, más precisamente entre las décadas del setenta y el ochenta con el claro objetivo de oponerse a lo imperante: el movimiento moderno y por supuesto, también, superarlo.

El movimiento moderno no pudo imponer renovaciones, la principal crítica del posmodernismo

Si bien las corrientes que promovieron el movimiento posmoderno resultan ser diversas como mencionamos, la mayoría de ellas sí comparten la idea central que sustenta a cada una y que es lisa y llanamente que el movimiento moderno demostró ser un auténtico fracaso en sus intenciones de renovar ámbitos como el arte, la cultura, la filosofía y lo social.

Reestructuración desde la raíz de todas aquellas formas tradicionales que imperaban

Entonces, la propuesta, la novedad que nos trae este llamado movimiento de la posmodernidad es la reestructuración desde la raíz de todas aquellas formas tradicionales que imperaban en todos aquellos focos mencionados. La posmodernidad presta una excesiva atención a las formas y en cierta manera resulta difícil definirla porque no presenta una ideología formal y ni siquiera un marcado compromiso social.

Principales postulados

Entre los principales postulados que sintetizan lo que viene promoviendo este movimiento se destacan: defensa de lo híbrido, de aquello que no encuentra una definición total; promoción de la cultura popular; a favor de la descentralización tanto en lo referente a la autoridad científica como a la intelectual; y una actitud de desconfianza hacia la meta narrativa, la cual, según la posmodernidad, propone un esquema de cultura totalizador que organiza y explica los conocimientos y experiencias.

División en dos grandes ramas: histórico-social y la socio-psicológica

Dada su complejidad al mundo posmoderno se lo descompone en dos grandes realidades, la histórico-social y la socio-psicológica, cada cual con sus respectivas características esenciales que nos permiten comprender mejor cómo se piensa, qué se piensa y porqué se piensa eso en la posmodernidad.

En lo que respecta a la realidad histórico-social, la posmodernidad puede simplificarse en algo así como el período de la desilusión, porque el hombre tiende a renunciar a sus sueños y a la idea de progreso. La economía de producción le deja lugar a una economía de consumo, los grandes líderes le ceden su lugar a ídolos efímeros, los medios de comunicación afirman su absoluto poder y se convierten en los auténticos vehículos transmisores de la realidad y la vida de cualquier persona común, ordinaria, puede convertirse en un auténtico show.

Y en lo estrictamente social y cultural, también hay importantes cambios que se desprenden inevitablemente de lo anterior como ser: lo que importa es vivir el hoy, búsqueda de lo inmediato, culto alrededor del cuerpo, desaparición de la personalidad individual, la tecnología supera a la fe y a la ciencia, perdida de fe en el poder público y desprecio hacia la evidente falta de justicia.

Reacciones contra el posmodernismo

Los detractores del movimiento de la posmodernidad le achacan o reclaman como desventajas muchas de las consecuencias que recién mencionamos.

El caso de los medios de comunicación es uno de los más machacados porque se ha cuestionado sobremanera ese papel tan determinante que han tenido y ostentan hoy los medios a la hora de condenar o de salvar un tema o una persona. El fantástico poder que han sabido ganarse los medios de comunicación masiva en todo el mundo, muchas veces, los ha erigido equivocadamente en jueces de personas y de situaciones, con toda la carga negativa que ello tiene por supuesto, que una persona termine siendo juzgada por los medios y no por la justicia como debería ser.

También y siguiendo en el plano de los medios de comunicación, con tanto crecimiento en la posmodernidad, no se puede soslayar el poderío que han alcanzado a la hora de transformar en celebrities a personas comunes y corrientes. Normalmente la gente que llegaba a los medios lo hacía por haberse destacado en algún ámbito, hoy, cualquiera puede destacarse hasta por desarrollar las acciones menos loables.

Y el mismo cuestionamiento negativo se ha trasladado a aquellas consecuencias culturales y sociales que han disparado la impronta de las nuevas tecnologías, el privilegio de la inmediatez y del culto a lo físico. Todo esto se impuso y se privilegia por sobre el contacto interpersonal y sobre la necesidad de detenerse y de pensar los actos que se ejecutan.

Con esto no queremos decir que las nuevas tecnologías perjudican ni mucho menos, al contrario, han traído e impuesto un interesante panorama en todos los niveles de la comunidad, sin embargo, en algunos aspectos como el personal, no puede no observarse que han retraído el contacto personal cara a cara y la fluidez del dialogo en este sentido.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Posmodernidad