Definición ABC » Historia » Neoliberal

+

Definición de Neoliberal

El término Neoliberal refiere a todos aquello que se encuentra vinculado o es propio del Neoliberalismo.

Aquello propio del Neoliberalismo y partidario de esta corriente económica que defiende lo tecnocrático, focaliza en lo macroeconómico, y propone una mínima intervención estatal

Y por otra parte, se llamará Neoliberal a aquel individuo partidario del Neoliberalismo.

El Neoliberalismo es una política económica que coloca el acento en lo tecnocrático y macroeconómico, pretendiendo reducir al máximo posible la intervención del estado en todo aquello que respecta a lo económico y social, a través de la defensa del libre mercado capitalista como el mejor garante del equilibrio institucional y del crecimiento de un país.

Orígenes y señas distintivas

Desarrollado a partir de 1940, el Neoliberalismo, promueve el renacimiento del liberalismo clásico, aunque propone una posición aún más extrema, porque pretende la abstención total del estado, especialmente en la economía de mercado.

La economía se considera el principal motor del progreso de la humanidad y por tanto a ella deberán subordinarse el resto de los aspectos de la vida, incluyendo al político.

En tanto, si el estado posee empresas lo que promoverá un gobierno neoliberal al hacerse cargo del poder será la venta de las mismas a empresas privadas, porque considera más eficiente la gestión de un privado que la del estado, que normalmente suele verse ganado por la corrupción, cuando es el dueño de las empresas privadas.

Por supuesto que hay excepciones, pero gran parte de los gobiernos del mundo, especialmente los de perfil populista o los catalogados como social demócratas, cuando llegan al gobierno, y por la impronta de su gestión se proponen entre otras cuestiones recuperar las empresas estatales para gestionarlas per se, y ahí se suelen producir descalabros porque normalmente gana la corrupción y la falta de idoneidad en el trabajo.
Es decir, en estos casos, que son las antípodas del neoliberalismo se considera al estado como el gran y único ejecutor en todas las áreas y por supuesto se reniega y prácticamente se prohíbe que cualquier empresa privada gestione alguna cuestión que ellos consideran debe estar en manos del estado.

Este tipo de gobiernos demoniza al neoliberalismo y sus prácticas y en cierto punto este último también hace lo propio con esa excesiva injerencia del estado en todo aspecto que suelen poner en práctica los gobiernos con las características mencionadas.

El Liberalismo Clásico, por su lado, es una corriente filosófica con vertientes en los planos social, político y económico, que surgió con el Iluminismo del Siglo XVIII , que se impulsó con la Revolución Francesa. Uno de los referentes más destacados, Adam Smith, proponía que el estado no debe intervenir en materia económica, ya que ésta misma se irá reacomodando, subiendo o bajando los precios de los productos, de acuerdo al aumento de la demanda o la baja de la oferta o viceversa.

Seguidamente y ante el fracaso del modelo liberal, el Socialismo impondría su idea de intervencionismo estatal para dar vuelta las cosas, redistribuyendo los bienes injustamente en manos de unos pocos. Una de sus medidas más famosas ha sido la suba de impuestos a aquellos individuos económicamente mejor posicionados para así poder proteger a las clases más humildes y que estas no sean las que paguen también las acomodadas vidas de unos muy pocos.

Una vez que el comunismo fracasa, surgirá con mucha fuerza el Neoliberalismo, reclamando el goce del derecho de propiedad privada, que fuera otrora criticado por los comunistas más fundamentalistas.
El Neoliberalismo sostiene que el bienestar social se conseguirá en virtud de la competencia, que hará bajar los precios si están altos, o los hará subir en caso que estén muy bajos.

Las políticas macroeconómicas que propone el liberalismo son: políticas monetarias restrictivas (aumentar tasas de interés o reducir la oferta de dinero para frenar la inflación y evitar una devaluación), políticas fiscales restrictivas (aumentar impuestos al consumo y disminuir los correspondientes a la producción y a la renta), liberalización (tanto del comercio como de las inversiones), privatización (las empresas estatales pasarán a manos privadas para ganar en efectividad) y desregulación (reducción de leyes al mínimo para dinamizar la economía).

Apoyos y detractores

Como sucede con toda corriente social, filosófica, política y obviamente económica existen voces a favor y voces en contra… En el caso del neoliberalismo nos podremos encontrar con muchísimos detractores que sostienen que se trata de una propuesta absolutamente desequilibrada y que contribuye a la injusticia social porque precisamente no garantiza ni se ocupa de garantizar la implementación de políticas sociales que tengan la misión de terminar con la desigualdad social o por lo menos reducirla lo máximo posible.

Los oponentes al neoliberalismo consideran que este tipo de sistema no hace más que agrandar la brecha de las diferencias sociales existentes en casi todas las sociedades y especialmente en aquellas menos desarrolladas donde esta última cuestión se hace más cuesta arriba.

Y por el lado de los defensores de esta corriente, entre sus argumentos fundamentales se cuentan que solamente la prosperidad económica llegará a un contexto en el que el estado no intervenga lo menos posible.

 
 
 
Temas en Neoliberal
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48496 fans
  • Twitter
    2245
  • Google
    327
  •