Definición ABC » Historia » Maya

+

Definición de Maya



El término Maya se emplea para referirse a aquella civilización que habitó una importantísima región de Mesoamérica, tal como se denominaba en aquel entonces al territorio comprendido hoy por los países de México, Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador, entre los años 2.000 A.C y 1546 D.C., aproximadamente

La Maya, por su influencia, evolución y legado, es considerada una de las culturas precolombinas más importantes del mundo entero, alrededor de 44 lenguas ha sabido generar, entre otras cuestiones por supuesto y aunque muchos señalan el fin de la misma, la Cultura Maya jamás desapareció definitivamente, ya que muchos de sus descendientes aún viven en la región y se comunican a través de las lenguas que sus antepasados y cultores supieron crear.

Los originarios de esta civilización se caracterizaban físicamente por las siguientes características, que se repetían de unos a otros descendientes: cabello lacio, cara ancha, ojos rasgados, pómulos salientes y nariz recta.

En tanto, en lo que respecta a su organización social los individuos se agrupaban, ya sea en casas unifamiliares, en las cuales vivían los padres y los hijos, quienes a su vez adoptaban a miembros viejos o jóvenes de la propia familia. Asimismo, vivían en edificios multifamiliares que estaban habitados por lazos sanguíneos de elevada posición social. La gente considerada común vivía en los alrededores de las ciudades, las palapas. Las principales ciudades-estados fueron Uxmal y Chichén Itzá y al jefe de cada ciudad se lo denominaba Halach Uinic.

En esta cultura también existía la diferenciación social, siendo la misma: jefes políticos, religiosos, guerreros, comerciantes, adivinos, curanderos, campesinos y esclavos.

La ocupación de la mayor parte de la población era en tareas de tipo agrícolas, por tanto, la vestimenta que normalmente usaban se encontraba adecuada al desarrollo de las mencionadas tareas. La técnica agrícola que supieron implementar fue la del sistema de roza, la cual consistía en la quema de los terrenos para eliminar la vegetación, usando las cenizas de abono para así volver a cultivar.

Pero también supieron destacarse por su arquitectura absolutamente innovadora, una de las estructuras más destacadas fue el arco maya, que eran techos o bóvedas de piedras saledizas. También construyeron pirámides truncadas con terrazas superpuestas, templos, altares y centros ceremoniales, entre otros. En otro orden de cosas crearon la cerámica policromada y experimentaron con la decoración con plumas.

Las creencias religiosas estaban presentes y dominaban la escena de la vida cotidiana. Sus dioses estaban relacionados mayormente con la naturaleza; eran además practicantes del animismo y del culto de los muertos.

El candelario Maya fue otro de sus grandes aportes, tenían uno propio ritual de 260 días de duración y el tradicional de 365 días. De la mixtura de ambos surgió la llamada rueda o ciclo de 52 años de duración, la base de su cronología.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"