Definición ABC » Historia » Feudalismo

+

Definición de Feudalismo

Sistema político, social y económico prevalente de la Edad Media que se basaba en los Feudos

Se designa con el término de Feudalismo al sistema político, económico y social que imperó en la Edad Media, aproximadamente entre los siglos IX y XV, y que ha tenido como base fundamental de su constitución los llamados feudos.

¿Cómo funcionaba?

El Feudalismo consistía en propiedades de terrenos cultivados especialmente por esclavos, parte de la producción que estos elaboraban era entregada en concepto de censo o arriendo al dueño de las tierras, encarnado por un noble señor, leal al Rey de turno.

El Señor Feudal en su tierra es al mismo tiempo juez, administrador y militar, en tanto, siempre en última instancia deberán someterse a la autoridad o designios del monarca; y los campesinos se ocuparán exclusivamente de trabajar la tierra a cambio de esa protección que les ofrece el señor feudal como tal.

La encomienda es el pacto teórico que existía entre el campesino y el Señor Feudal y más o menos funcionaba así la cosa: el señor feudal acogía en su territorio a los campesinos y estos tenían la obligación de labrar la tierra en la cual se los albergaba. Las principales responsabilidades del señor feudal eran asegurarles justicia, mantenimiento del orden y protección en caso de ser atacados. De esta manera el campesino pasaba a convertirse en siervo o esclavo y también debía pagarle al noble una renta por la explotación de la tierra que realizaba.

Los estamentos que componían el Feudalismo

Asimismo, en el Feudalismo se dio una clara distinción de estamentos, entre ellos, los privilegiados (eclesiásticos, caballeros), el alto clero (arzobispo, obispo y abades), el bajo clero (curas y sacerdotes) y la nobleza.

La otra cara de la moneda la representaban los no privilegiados, la burguesía, artesanos, sirvientes y campesinos, subdivididos a su vez en colonos y ancianos. A este grupo, entonces, les correspondía todo el sometimiento, debiendo trabajar y entregar parte de los frutos obtenidos al señor Feudal.

Hacia el siglo XIII comienzan a desarrollarse algunas cuestiones tales como los avances en las técnicas agrícolas, el incremento del comercio y una avanzada increíble por parte de la burguesía, las cuales, inevitablemente, desembocarían en una apertura económica, la descentralización de la justicia y de la administración y por supuesto el sistema Feudal comenzaría a desvanecerse ante el estado de cosas que se avecinaba.

Una etapa oscura y caracterizada por la ausencia de libertad

En la consideración general que luego se hace en la historia sobre los diferentes procesos y movimientos que pasaron por ella, al feudalismo, se lo considera como una etapa que no trajo progresos en lo material, en lo político y en lo científico, aún más, se lo trata como una de las épocas más oscuras de la humanidad. Hubo algún que otro adelanto tecnológico pero en materia de libertades individuales el avance se llevó un cero y era la Iglesia la institución que mandaba en materia de adoctrinamiento de la comunidad. Quien pensaba diferente y osaba decirlo era duramente perseguido y castigado.

El Feudalismo hoy

En la actualidad es habitual escuchar hablar de feudalismo para denominar aquellos lugares, regiones, provincias, municipios, entre otros, que a la fecha son gestionados políticamente con las mismas características de un feudo de la edad media, y aun estando bajo el velo mayor de un régimen de gobierno democrático. Por supuesto que a la denominación se le atribuye una total connotación negativa.

Lamentablemente muchas prácticas del feudalismo no murieron a pesar de los tantísimos siglos que hace que desapareció formalmente y entonces es común que nos encontremos con algunos lugares, especialmente en los países subdesarrollados y sus regiones o provincias más pobres y relegadas, que todavía se manejan con los vicios de este sistema.

Por supuesto que no está el señor feudal haciendo trabajar a destajo al campesinado, sin embargo, sí está el gobernador o autoridad máxima correspondiente, utilizando los recursos materiales y administrativos del estado para repartirlos a piacere y discrecionalmente entre aquellos que adhieran a su gestión. De esta manera, el pueblo termina siendo rehén del gobierno de turno, normalmente, un gobierno caracterizado por la corrupción y la desidia, que no se ocupa de gestionar a favor de los pobres y los más desprotegidos sino que los utiliza para ganar votos y por ende elecciones que los perpetúan en el poder y así poder continuar in eternum con el negocio del estado claro está.

 
 
 
Temas en Feudalismo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45132 fans
  • Twitter
    2203
  • Google
    279
  •