Definición ABC » Historia » Estoicismo

+

Definición de Estoicismo

EstoicismoEl estoicismo es una corriente intelectual que surgió como movimiento filosófico en el siglo lll a.C en el contexto del mundo helenístico. El iniciador de este movimiento fue Zenón de Citio y tanto él como sus seguidores consolidaron una doctrina que todavía en la actualidad sirve como referencia, especialmente como guía para la felicidad y el comportamiento moral. En cuanto al término estoico, proviene de stoá, un pórtico de la ciudad de Atenas en el cual los filósofos de esta corriente se reunían para debatir. El vocablo estoico ha evolucionado y en la actualidad se utiliza para expresar que alguien se mantiene firme ante la adversidad.

Los historiadores de la filosofía coinciden en afirmar que el estoicismo surgió en unas circunstancias sociales, políticas y culturales muy determinadas. Desde un punto de vista social el individuo había perdido sus referencias tradicionales, pues el modelo comunitario de ciudad-estado griego se había debilitado y la mayoría de ciudades vivían un periodo de decadencia.

Políticamente, la ciudad de Atenas había perdido su hegemonía con la irrupción del imperio helenístico en el marco de las conquistas de Alejandro Magno. En el plano cultural y científico los filósofos dirigen la mirada hacia el individuo y la necesidad de una autonomía personal, apostando por una filosofía que sea útil para la vida, huyendo de la especulación filosófica y de temas políticos o sociales (tal y como habían hecho los filósofos presocráticos en relación a la naturaleza y Sócrates en cuestiones morales y cívicas).

El planteamiento filosófico del estoicismo

Si bien los filósofos estoicos se ocuparon de temas científicos, destacaron en su análisis sobre la moral. El estoicismo defiende una ética basada en la razón, de tal manera que el comportamiento debe fundamentarse en la armonía entre la naturaleza y las necesidades humanas.

El fin del hombre es encontrar el equilibrio y la felicidad individual y para ello es necesario que el individuo se encuentre a sí mismo. La propuesta que defienden los estoicos es sencilla: la vida placentera y feliz debe basarse en vivir de acuerdo con la propia naturaleza, entendiendo naturaleza tanto en un sentido individual como universal. Así, los estoicos consideran que solamente seremos felices si somos capaces de armonizar nuestra conducta con el verdadero sentido de lo que es natural. Si nos desviamos de este propósito viviremos en la permanente insatisfacción.

El ideal de felicidad humana se consigue siendo capaces de dominar nuestros impulsos y pasiones y, por lo tanto, practicando el autodominio. El sabio estoico defiende la necesidad de mantenernos firmes ante la adversidad, conocer cuáles son las pasiones acordes con la naturaleza y llevar una vida austera, sencilla y evitando tentaciones antinaturales.

Estoicismo versus Epicureísmo

Desde un punto de vista filosófico, el ideal del estoicismo se opone a otra corriente que apareció en el mismo contexto histórico, el epicureísmo. Los estoicos intentan no dejarse dominar por los deseos, mientras que los epicúreos defienden un hedonismo moderado. Para los estoicos lo importante no es la bondad o la maldad de una acción sino el propósito de la misma y los epicúreos consideran que lo bueno es aquello que busca la satisfacción racional y moderada.

Para el hombre estoico, la libertad humana se enmarca dentro del universo y de las pautas que rigen la naturaleza y el hombre solamente encontrará la libertad en su interior, en oposición al planteamiento de los epicúreos, que consideran que no hay un determinismo como postulan los estoicos sino que la condición humana lleva implícita la necesidad de elegir y, por lo tanto, de ejercer la libertad.

Foto: iStock - Milan Stojanovic

 
 
 
Temas en Estoicismo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48583 fans
  • Twitter
    2273
  • Google
    362
  •