Definición ABC » Historia » Castillo

+

Definición de Castillo



castillo Se conoce como castillo a un tipo de construcción de gran porte que se popularizó en la Edad Media y que perduraría en los períodos siguientes en Europa como muestra de poder y riqueza de los nobles que los construían. El castillo puede sin embargo encontrarse en muchas otras partes del mundo, en Asia y América, aunque con otras formas y diseños.

Se estima que los primeros castillos de Occidente empezaron a construirse en los primeros momentos de la Edad Media, principalmente como medios de protección frente a posibles ataques bárbaros. En ellos residían por lo general los individuos más encumbrados de la sociedad como nobles, caballeros o miembros de la realeza y en él se realizaban diferentes tipos de actividades políticas, administrativas, religiosas y ceremoniales.

El castillo se puede describir como una gran fortaleza construida en piedra u otro material altamente resistente a los embates. Si bien cada castillo cuenta con un diseño, un tamaño y un estilo particular, algunas secciones pueden ser claramente identificables, como las torres (construidas para obtener una mejor visión de los alrededores), murallas de protección, fosos de separación y la parte central donde las diferentes habitaciones se emplazan. Muchos castillos también poseían construcciones separadas que hacían las veces de capillas o espacios de celebración religiosa. Además, por lo general los castillos solían tener un patio interno que conectaba las diferentes habitaciones.

Normalmente, los castillos están ubicados en espacios rurales y rodeados de grandes campos. Esto tiene que ver con la idea de que los mismos formaban parte del señorío feudal en el cual la actividad agrícola era la principal tarea. El castillo se erigía entonces como el centro de poder y de protección, sede de las actividades más importantes y de vivienda de los individuos más acaudalados. Para permitir que el castillo fuera el espacio más protegido, solían construirse sobre colinas o sobre tierras con altura, lo cual también permitía tener un mayor control sobre la zona.

Eventualmente, con el paso del tiempo y la reapertura de las ciudades, los grandes castillos medievales irían quedando abandonados hasta convertirse en simples monumentos de gran magnificencia para la historia y la cultura. Hoy en día la gran mayoría de ellos están reacondicionados para actividades relativas al turismo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Castillo