Definición ABC » Historia » Barroco

+

Definición de Barroco



barroco Reconocido como uno de los estilos artísticos más complejos y más vastamente desarrollados, el Barroco fue un movimiento artístico visible no sólo en la pintura si no también de igual manera en la arquitectura, la literatura, la escultura y la música. Su espacio temporal debe ser ubicado entre los siglos XVII y XVIII dependiendo de la región, siendo más duradero en algunas partes de Europa Occidental así como también en América Hispana.

El Barroco surgió como un estilo promovido principalmente por la Iglesia Católica ante el avance de ideas reformistas y racionalistas que intentaban dejar de lado la religión no sólo en los espacios artísticos si no también en el vivir cotidiano de los individuos. El Barroco por tanto se caracterizó por la representación de sentimientos y emociones más que por la mera imitación de la realidad que rodeaba a los artistas de la época. Por lo general, las obras barrocas incluyen temáticas religiosas que habían sido dejadas de lado por el Renacimiento y buscan representarlas de manera altamente expresiva.

En el caso del arte pictórico, el Barroco recurrirá a la intensidad de los colores y al uso de las sombras y luces que genera una distinción potente en los espacios, a las figuras complejas y hasta caóticas, a la intensa expresión de las miradas, etc. En la arquitectura, el Barroco desarrollará un estilo claramente recargado y detallista, opuesto en gran modo a la simpleza del estilo renacentista. Las construcciones barrocas buscarán la utilización de todo el espacio disponible con elementos como la curva y la contra curva, además de las increíbles decoraciones escultóricas que no dejaban espacio sin rellenar. Estos elementos arquitectónicos se hacen especialmente visibles en América Hispana.

En cuanto a la música y la literatura, el Barroco recurrió a formas recargadas y altamente expresivas que tenían como objetivo principal la expresión de sensaciones fuertes y profundas, la representación de espíritus complejos y emotivos, el no recurso a la linealidad, entre otros. Finalmente, la ópera apareció en este momento como una conjunción de todas las artes en un solo espacio: la música, la escultura, la pintura, el guión y la arquitectura, colaborando todas ellas a la realización de magníficas obras de arte.

Entre los representantes más claros del estilo Barroco debemos mencionar a pintores como Caravaggio, Rubens, Rembrandt, Velázquez, Cortona, a músicos como Vivaldi, Bach, Monteverdi, Handel, Scarlatti, a escultores como Bernini y a escritores como Quevedo o Cervantes.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"