Definición ABC » Historia » Arte Románico

+

Definición de Arte Románico



El Arte Románico fue un estilo artístico que dominó Europa entre los años XI y XIII.

Este tipo de arte consiste en una agrupación bastante heterogénea en la cual se han conjugado diferentes propuestas: el arte cristiano, las varias opciones que se destacaron en la temprana Edad Media, tales como la bizantina, la romana, la prerrománica, la germánica y la árabe. De todas ellas devino un tipo de lenguaje específico y coherente que se manifestó en las diferentes propuestas artísticas: escultura, arquitectura, pintura, entre otras.

Al no haber sido el resultado de un único momento, de una sola nacionalidad, país y región es que en cada país que apareció, Italia, Alemania, España y Francia, lo hizo de una manera muy local, con características propias, aunque, esta situación no quita la suficiente unidad que también ostentó y que es la que hizo que al mismo se lo considere como el primer estilo artístico internacional propio de Europa.

En tanto, su nacimiento se considera que fue resultado de diversas situaciones que empezaron a sucederse luego del siglo VIII, por ejemplo, la llegada al trono de Francia de los Capetos, la consolidación y difusión lograda por el Cristianismo, el comienzo de la Reconquista en España y muy especialmente la aparición de las lenguas románicas. Aproximadamente en el año 1000, una incipiente expansión económica como cultural desató una auténtica fiebre por la construcción y entonces ahí es que el arte románico tomó entidad como tal.

Entonces, si bien como decíamos que cada Nación impuso su propia idiosincrasia al resultado final del movimiento artístico románico, lo cierto es que también presentó elementos universales, en arquitectura, éstos fueron: un pilar compuesto de núcleo prismático, el arco de medio punto, la cubierta de bóveda, la cúpula original sobre las trompas, las ábsides, los contrafuertes, arcos doblados, escultura monumental pero aplicada a la arquitectura y frisos decorativos.

La escultura, por su lado, estuvo estrechamente vinculada a la arquitectura, es decir, se la ha tomado como un elemento complementario de ésta última y aparece mayormente dedicada a la enseñanza de las diferentes escenas bíblicas con relieves de piedra para que fueran creíbles para los creyentes.

Y en lo referente a Pintura, también se pueden apreciar una suma de estilos: de imitación bizantina, carolingio, visigodo, románico, irlandés y sus afines del Norte.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"