Definición ABC » Geografía » Usurpación

+

Definición de Usurpación



El término de usurpación hace referencia a aquella situación en la cual un individuo hace uso de los bienes (muebles o inmuebles), de la identidad o de los servicios de otra persona sin contar con su consentimiento. La usurpación puede ser un grave problema cuando esto supone complicaciones para la persona afectada ya que la usurpación puede significar daños materiales como también psicológicos y sociales. En muchos casos, sin embargo, el fenómeno de la usurpación es mucho más profundo, especialmente cuando hablamos de usurpación de bienes inmuebles a causa de situaciones sociales de desigualdad.

La definición etimológica del término usurpar proviene del ámbito jurídico del idioma latín, para el cual el prefijo usus simboliza el derecho de utilizar algo y rapere significa arrebatar, tomar algo por engaño o sin permiso. La usurpación es entonces el arrebato o la toma de posesión de algo de manera ilegal, cuando esa propiedad o beneficio pertenece a otra persona, a otra entidad. La usurpación es siempre un delito y puede generar importantes daños a la persona o entidad que la sufre ya que simboliza una pérdida de poder sobre los bienes afectados (por ejemplo, cuando se usurpa un bien inmueble y el dueño ya no puede hacer uso de él), además de un sinfín de complicaciones legales para recuperar eso que ha sido usurpado.

En el caso de la usurpación de identidad el problema es aún más grave ya que supone que alguien utiliza la identidad de otra persona en beneficio personal, generándole gastos y compromisos económicos que luego recaen sobre el individuo afectado. Este fenómeno es muy común hoy en día gracias a la tecnología informática a través de la cual una persona puede hackear la cuenta de otro y tomar su identidad prestada para realizar este tipo de delito.

Cuando hablamos de la usurpación de bienes inmuebles también nos encontramos frente a un problema muy profundo ya que, en la mayoría de los casos, el mismo tiene que ver con situaciones de pobreza y desigualdad social que hacen que mientras algunas viviendas no estén ocupadas o permanezcan vacías, haya al mismo tiempo gente que no tiene dónde vivir o que deba hacerlo a la intemperie. De este modo, la justicia establece que, pasado un período determinado de tiempo (normalmente largo) tiene más poder sobre esa propiedad quien efectivamente la utilizó con fines adecuados que el dueño original, por más que este último posea todos los papeles y documentos.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Usurpación