Definición ABC » Geografía » Isla

+

Definición de Isla



Se conoce con el término de isla a aquella porción de tierra, más pequeña de lo que supone el tamaño de un continente, que se encuentra totalmente y desde todos sus ángulos, rodeada de agua.

Toda superficie de cualquier isla, tomada a la misma altura del nivel del mar se caracteriza por observar un clima similar, a diferencia de lo que sucede con los continentes, presentándose la situación climática, como todos sabemos por propia experiencia o por haberlo estudiado, de modo bastante irregular en las diversas regiones de los continentes, por ejemplo, será muy distinto y contrapuesto el clima de un continente en el Sur, respecto del Norte.

isla1

Las islas pueden encontrarse en mares, lagos, ríos y océanos, es decir, en todos aquellos lugares donde el agua manda por cierto y respecto de su extensión, si bien como mencionamos y como ocurre en la mayoría de los casos, las islas pueden ostentar desde unos pocos metros cuadrados hasta más de dos millones de kilómetros cuadrados tal es el caso de Groenlandia.

El origen de las islas lo podemos encontrar en diversos factores como ser la erosión y la sedimentación, siendo este el caso de aquellas que se encuentran ubicadas en mares y océanos, por ejemplo, evolucionan y aumentan su tamaño como consecuencia del depósito de sedimento y por la acumulación de material orgánico y volcánico o bien luego de un proceso erosivo, una porción de tierra se separa de un continente dando lugar y origen a las islas. Asimismo, el aumento en el nivel del mar provoca el nacimiento de las islas, en este caso, se sumerge la tierra baja, quedando separada la parte más alta de las islas.

Entonces nos podemos encontrar con los siguientes tipos de islas, las continentales, que son aquellas que se encuentran conectadas al continente por la plataforma continental, como el caso de Groenlandia que antes mencionamos y luego tenemos a las volcánicas que tienen su razón de ser en la actividad de los volcanes, las coralinas, que se hallan en mares tropicales o subtropicales, las sedimentarias, que se forman en la desembocadura de los ríos por la acumulación de arena, por ejemplo, y las fluviales, que se forman a partir de barras que se encuentran en el canal central de un río.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"