Definición ABC » Geografía » Costa

+

Definición de Costa

Se llama costa a la orilla del mar y la tierra que se encuentra próxima a esta se trata de la parte de un continente, o en su defecto de una isla, que limita con el mar.

Geografía: orilla del mar y la tierra próxima a la misma

El paisaje de la costa se caracteriza por su inestabilidad, porque por ejemplo, en el sector de la playa, su perfil puede crecer como consecuencia del depósito de sedimentos, y en algunos otros casos puede verse disminuido por la erosión marina. Asimismo, hay otros factores que tienden a modificar las costas, como ser: el clima, el viento, el oleaje, la actividad biológica, y por supuesto la actividad que lleva a cabo el hombre.

Las mareas y las corrientes de mar son decisivas a la hora de aportarle energía a la zona costera, siendo justamente las olas el principal desencadenante de las costas, es decir, al entregar la mayor parte de energía, transportan y además depositan los sedimentos, en tanto, aquellas olas que han recorrido largas distancias cuentan con una energía tan importante que modelarán las costas.

Por su lado, la corriente costera es un proceso que tiene lugar en aquellas zonas en las cuales predominan los vientos y las olas en un solo sentido.

En el caso de las playas son el resultado del depósito de olas constructivas, especialmente en aquellas zonas costeras que presentan una escasa energía.

Tipos de playas y de costas

Existen diferentes tipos de playa, aquellas con sedimentos finos, tal es el caso del limo y de la arena o playas que cuentan con elementos más gruesos, como ser los cantos rodados. Y la forma que ostente la playa dependerá de las siguientes cuestiones: el tipo de sedimento, la energía de las olas, el viento y la amplitud de la marea.

Entre los tipos de costas se destacan: costas de tipo Pacífico (paralelas a la línea recta, de trazado rectilíneo rígido), Costas de tipo Dálmata (se forman una vez que el mar entra en contacto con cadenas de plegamiento paralelas a la línea costera, sus costas suelen ser tranquilas), las Costas de tipo Atlántico (las estructuras geológicas son perpendiculares a la línea de la costa, proliferan los cabos y los golfos como consecuencia de la inundación de las estructuras) y las Costas Volcánicas (son recientes e incluso hasta están activas, generalmente, aparecen en volcanes aislados o en archipiélagos alineados).

Por otra parte, se llama litoral a la costa de los grandes ríos.

Si bien el mencionado es el uso más extendido y popular que ostenta esta palabra que nos ocupa, debemos decir que dispone de otras referencias en nuestro idioma.

Derecho: gastos que surgen de un proceso judicial y que deben afrontar las partes litigantes

En el ámbito judicial el concepto de costa se usa de manera corriente para referirse a aquellos gastos que devienen, resultan, de un proceso judicial y que deberán de afrontar algunas o las dos partes intervinientes en el proceso, de acuerdo a la decisión que tome el juez que intervenga en el caso.

Se las denomina formalmente como costas procesales y consisten en los gastos en los que debe incurrir cada una de las partes que están involucradas en un juicio, como bien indicamos líneas arriba.
Dentro de las mismas están incluidos los siguientes ítems: los gastos que implica el proceso en cuestión, tasas judiciales, gastos de asistencia de abogados, intervención de peritos, entre otros.

Resulta ser un uso y costumbre que se le pida al juez interviniente que se le obligue a la contraparte a pagar las costas del juicio.

Ahora bien, esto no siempre es concedido, excepto en aquellos casos que se considere que el litigio no tenía fundamentos, o que había mala fe en el inicio del proceso por una de las partes, entonces, de esta manera, el juez lo que hace es obligar a quien actuó de este modo a que pague los gastos a la otra parte que sí obró de buena fe.

Las costas son calculadas por un funcionario judicial y se conocen en la finalización del proceso cuando ya existe una sentencia firme.

Monto que se abona por algo

También el concepto puede usarse para referirse al monto de dinero que se abona por alguna cosa que se compra.

A costa de y a toda costa

Por otra parte, hay expresiones híper populares que contienen al término, como ser: “a toda costa”, que seguramente todos hemos usado alguna vez en nuestra vida para con ella querer expresar: sin limitaciones de gastos o por encima de todo. Y por otro lado “a costa de”, que indica por medio de o teniendo que servirse de algo o de alguien.

 
 
 
Temas en Costa
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48493 fans
  • Twitter
    2246
  • Google
    327
  •