Definición ABC » Geografía » Corriente marina

+

Qué es Corriente marina



La corriente marina, también denominada como corriente oceánica porque justamente se trata de un fenómeno que se produce en este tipo de aguas, es el concepto que designa al típico movimiento del océano que se produce en la superficie. Cabe destacarse que la corriente marina no es un fenómeno exclusivo de los océanos, también es factible que se suceda en aquellos mares más grandes, aunque claro, con una menor frecuencia.

Este tipo de corriente se caracteriza por la presencia de movimientos horizontales a instancias de la superficie, en los cuales inciden los vientos y la inercia que resulta de la rotación de la tierra. También se presentan movimientos de tipo vertical que modificarán la rotación planetaria dependiendo del relieve submarino presente y la costa.

Los factores que desencadenan una corriente de este tipo son varios y se cuentan: los típicos movimientos de la tierra; traslación y rotación, los vientos presentes en nuestro planeta, la localización continental y las aguas frías que afloran del fondo del mar.

Como consecuencia de su presencia es recurrente que en la costa occidental de la región subtropical prevalezca un clima seco, en tanto, el clima será más cálido y marcado por la humedad en la costa occidental de los continentes que se encuentran ubicados en una latitud media y alta.

La acción del sol sobre las aguas lo que provocará es una baja con respecto a la densidad de las mismas, dando a lugar una cuestión cíclica, es decir, el agua caliente al ser menos densa que su par fría se dispondrá en la parte superficial mientras que el agua fría será potestad de las zonas más profundas.
Entonces, el agua de la superficie que ya de por si es más caliente se calentará aún más por la acción del sol. Ahora bien, durante la noche el agua superficial tiende a bajar de temperatura. Esta cuestión es fácil de comprobar y nos da la pauta que las aguas superficiales son más variables en cuanto a temperatura, a diferencia de las aguas profundas cuya temperatura es mucho más estable.

En tanto, la temperatura que ostentan las masas de agua dará paso a la identificación de diferentes tipos de corrientes marinas, fría, cálida y mixta.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"