Definición ABC » Geografía » Cascada

+

Definición de Cascada



El término cascada se utiliza en el ámbito de la geografía para designar a aquella forma natural en la que se presenta una importante desnivelación de la superficie sobre la que se transporta o mantiene un curso de agua. La cascada es una caída abrupta en el nivel de la superficie y debido a la presencia de agua (río, lago, glaciar, etc.), se genera visualmente un efecto de caída también abrupta del agua hacia abajo. La cascada recibe ese nombre sólo cuando sobre la superficie terrestre corre un curso de agua, ya que de otra manera estaríamos hablando de un desnivel en la superficie normal.

Quizás reconocida fácilmente por la belleza que genera en términos visuales, la cascada es una forma muy común en áreas donde el terreno es desigual y presenta muchos desniveles. Por lo general, es más común en espacios donde se presentan cadenas montañosas ya que entre las mismas montañas se pueden generar desniveles que permiten que el agua de deshielo genere cascadas o caídas. Sin embargo, la cascada o catarata también puede hacerse presente en áreas donde no hay un territorio irregular pero que, debido a algún movimiento de las placas tectónicas, perdió su regularidad y presenta desde entonces algún tipo de quiebre. Este es el caso por ejemplo de las Cataratas del Iguazú, ubicadas en la frontera entre Argentina y Brasil, ya que la región no es montañosa sino que, por el contrario, podemos hablar de terrenos relativamente llanos.

Dependiendo de la fuerza que muestre el curso de agua que se emplaza sobre la superficie, la caída de agua puede ser más o menos violenta. En algunos casos, las cascadas son muy abundantes y potentes, mientras que en otros casos se transforman casi en un pequeño hilo de agua que se mantiene constante pero con muy poca fuerza. Incluso en algunas regiones, la formación de la cascada puede variar a lo largo del año si el curso de agua desaparece o se seca.

Por lo general, las cascadas de cualquier tipo son lugares que presentan un importante atractivo turístico debido a la belleza y majestuosidad de la naturaleza. Algunas de las más famosas son las Cataratas del Niágara (entre Estados Unidos y Canadá), las de Iguazú, las Cataratas del Salto Ángel (en Venezuela, el más alto del mundo), las de San José de Suaita (en Colombia), las Hannoki (en Japón) y las Jog (en la India), entre otras.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"