Definición ABC » General » Trama

+

Definición de Trama



TramaDe acuerdo al contexto en el cual se la utilice la palabra trama podrá referir diversas cuestiones.

La trama textil

A instancias de la industria textil, se designa con el término de trama al conjunto de hilos, que cruzados y enlazados con aquellos dispuestos de manera longitudinal y tensos en un marco saben formar todos juntos una tela.
Las fibras más comunes con las cuales se confecciona la trama son el algodón, el lino y la lana, en tanto, con el correr de los años y de la evolución fantástica acaecida en la industria de este tipo se incorporaron otro tipo de fibras, las llamadas artificiales y sintéticas.

En los comienzos, cuando todavía no se había introducido la mecanización en el telar, algo que recién ocurrió tras la Revolución Industrial, el trabajo de pasar la trama era ciertamente artesanal, porque justamente usaba una herramienta llamada lanzadera manual. Luego aparecería la lanzadera volante que trajo la automatización y obviamente introdujo una mayor rapidez a la fabricación de las telas.

De todos modos y más allá de estos avances que obviamente contribuyeron a la hora de poder producir tejidos a gran escala y reducir los costos, hoy día, se sigue atribuyéndole una gran relevancia a todos aquellos trabajos de este tipo que continúan haciéndose de manera manual. Por supuesto se pueden hallar en una menor cantidad pero cuentan con el plus de esa calidad especial y única. Ahora bien, eso también se traslada a los costos y los productos realizados de este modo son más costosos.

La trama en narrativa

El que abordaremos a continuación es sin dudas la referencia más usada y reconocida de esta palabra, ya que se la emplea en literatura, en cine, en tevé y en el teatro para denominar al argumento de una obra ya sea literaria, una película, una serie de tevé o una obra de teatro.

Si bien el público suele acercarse muchas veces a las producciones mencionadas por los actores o directores que protagonizan o dirigen las mismas, vale destacarse también que muchas veces la decisión de volver a verlas o de recomendarlas se basa exclusivamente en si la trama los sedujo, los atrapó o no. Por ello es que una trama atractiva y que sea comprensible para el público al cual se la dirige es importantísima en cualquier historia de este tipo que quiera triunfar.

Los autores o guionistas que saben encontrar las palabras adecuadas y justas para transmitir con éxito estos mensajes son los que normalmente triunfan en este aspecto.

En tanto, la trama será aquel relato cronológico o no, de diversos hechos presentados por un autor o narrador a un lector y que corresponden a una obra literaria. La característica más destacada de la trama es que buscará establecer conexiones causadas entre los distintos elementos que conforman la narración en cuestión, es decir, no solamente describe una simple sucesión de hechos, sino que busca aportar ese plus a través de las mencionadas conexiones que presenta.

Por todo esto se dice que la trama es el cuerpo de la historia, que casi siempre comenzará con un conflicto o discrepancia, porque si no hay un problema raramente pueda haber trama y entonces, será este el que le imprima toda la tensión dramática a la historia en cuestión. Conforme avanza el relato, la tensión irá en un progresivo aumento. Generalmente, la trama, se encuentra divida en varios episodios y al final de la misma nos podremos encontrar con una acción transformadora que conducirá al punto culminante.

La trama está compuesta por tres partes fundamentales: la introducción, presentación o planteamiento, desarrollo, complicación o nudo y el desenlace final.

En la introducción se contextualizará la acción, el ambiente en el cual se desarrolla la misma, los personajes que intervienen, sus características y se empezará a dar cuenta de ese conflicto que conducirá indefectiblemente al clímax de la misma.

En el desarrollo, por su lado, es donde tendrá lugar esa acción transformadora que mencionábamos más arriba, aquí la tensión narrativa alcanza su punto más alto y álgido. Y en el desenlace la tensión narrativa tiende a aliviarse o disiparse, explicándose las consecuencias de esa acción transformadora, se describe la situación final de los personajes que casi siempre presentarán una inversión respecto al estado de cosas en el cual se encontraban al comienzo de la misma.

Existen dos tipos de trama, de resolución, que son aquellas que terminan cuando se soluciona el problema en cuestión, por ejemplo, se cura el enfermo o de revelación, aquellas en las cuales se encuentra el conocimiento o información deseada.

Además, el término trama suele usarse con frecuencia para designar una confabulación, complot o situación en la cual las intrigas dominan la escena.

En tanto, en televisión se habla de trama para designar el conjunto de líneas que integran la imagen. Y en Biología la trama es aquel conjunto de células y fibras que convienen para formar una estructura.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Trama