Definición ABC » General » Sumiso

+

Definición de Sumiso

Existen dos usos bastante extendidos para el término sumiso.

Persona dócil y obediente que acata la autoridad de otro

Por un lado, cuando alguien se presenta extremadamente dócil y obediente a las órdenes de otro individuo, ya sea un superior, en términos laborales, o en el nivel personal, alguien que se encuentra en un estadio superior, como puede ser el caso del padre, se dirá de él que es sumiso.
Juan es más bien sumiso ante cualquiera de las órdenes que da su padre, en cambio su hermano Mario es común que no responda a las mismas.”

Individuo oprimido por otro

Por otro lado, sumiso también puede implicar algo más que el sometimiento que mencionábamos y puede significar a alguien rendido y hasta subyugado por algo o alguien.
Los enemigos sumisos esperaron el regreso a casa.”

También al sumiso se lo suele llamar como sometido, por el sometimiento al que se ve expuesto por otro que ejerce una autoridad superior sobre él.

Generalmente, el sumiso se encuentra inmerso en una relación que se conoce popularmente como dominación-sumisión.

El miedo, entre las principales causas

La sumisión supone que una persona está bajo la autoridad de otra a la que le deberá obediencia incondicional.
Este estado de cosas suele aceptarse como consecuencia del miedo o el temor que alguien más débil, en carácter o en posición, le tiene a otro, que es el que lo somete.

Cuando una persona se encuentra en inferioridad de condiciones, ya sea en lo físico, en lo psíquico, o en lo concerniente a lo monetario, muchas veces, esas circunstancias son utilizadas por personas que no tienen escrúpulos, en su provecho, y así pueden obtener beneficios o cualquier otro tipo de recurso.

Sucede en diversos contextos: familiar, político, laboral…

Los niños respecto de sus padres, los empleados en relación a sus jefes, una mujer en relación a su marido porque no tiene trabajo, un gobernante para con su pueblo, entre otros ejemplos.

La política justamente nos brinda una infinidad de casos de sumisión, especialmente por parte del pueblo cuando está bajo la autoridad de un gobierno de características dictatoriales y totalitarias.

Pensemos en varios siglos atrás, en épocas de la monarquía absoluta o absolutismo en Europa, los monarcas, se erigían en la autoridad suprema y absoluta, cuyo poder emanaba directamente de dios, y entonces, el resto de los ciudadanos debían rendirle pleitesía, respeto y sumisión.

Nadie podía limitar ni oponerse a las decisiones del rey, y claro, quien osaba hacerlo recibía los correspondientes castigos.

La llegada de la Revolución Francesa allá por finales del XVIII, impulsada por las nuevas ideas del Iluminismo que promovía un sistema democrático y la división de poderes, cambiaría de plano el estado de cosas vigente.

Ahora bien, el sistema democrático tampoco garantiza que un gobernante no someta a su pueblo, existen en la actualidad muchos ejemplos de aparentes democracias cuyos líderes gobiernan de manera autoritaria sometiendo y cercenando los derechos de sus ciudadanos.

Cualquiera sea el contexto, se trata de un conjunto de comportamientos, costumbres y prácticas que se centran en relaciones de consenso, las cuales implican el claro dominio de parte de un individuo y el clarísimo sometimiento de otro. El contacto puede ser físico, aunque no necesariamente se reduce a este, es decir, la dominación, el sometimiento, puede ejercerse también aunque los individuos no se encuentren cara a cara, como ser: por email, teléfono, mensajería instantánea, entre otras alternativas.

Cuando la sumisión/dominación se lleva a extremos casos físicos, puede desembocar en el sadomasoquismo, aquí el sometido disfruta, siente placer cuando quien lo domina le inflige dolor físico.

Perfil del sumiso

Aunque puede haber excepciones y entonces no exista esa complicidad o aceptación de sometimiento.
Generalmente, el sumiso es un individuo que presenta unas características muy singulares y especiales: muy poca capacidad a la hora de la toma de posiciones respecto de un tema, también suele presentar casi nada de iniciativa y entonces, al encontrar un par que sí cumple con todas estas mencionadas carencias, entonces, se somete a sus órdenes y designios.

 
 
 
Temas en Sumiso
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48660 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •