Definición ABC » General » Reptil

+

Definición de Reptil

El reptil es un animal vertebrado que carece de patas, o en su defecto, las tiene, pero son muy pero muy cortas por lo que al caminar su vientre rozará el suelo por el cual se desplaza. Entonces, esta es su principal característica: reptar

Animal vertebrado cuya característica saliente es que no tiene patas o son muy cortas por lo cual se desplaza reptando por el suelo

Los reptiles se clasifican como ovíparos, porque la hembra pone huevos, y de este modo entonces el embrión se desarrolla fuera del cuerpo de la mamá, en tanto, la temperatura corporal que presentan es variable.

Gracias a que sus pieles se encuentran recubiertas por escamas de queratina, una sustancia proteica que se caracteriza por ser rica en azufre, les permite a los reptiles vivir en climas muy secos tales como los desiertos.

Además, disponen de un aparato respiratorio pulmonar y la comunicación con su entorno puede darse de diferentes maneras: emitiendo sonidos, de manera visual o bien a través de feromonas (sustancias químicas que se secretan con el fin de provocar un comportamiento en el otro).

Con respecto a sus pieles, suelen padecer cambios periódicos y asimismo su coloración puede sufrir variantes.

La suborden de los ofidios dispone de glándulas venenosas debajo y detrás de sus ojos.
A excepción de las tortugas, todos los reptiles tienen dientes y un olfato súper desarrollado en comparación con otros animales.

En el caso de las serpientes su sentido del oído se encuentra muy evolucionado y se desarrollan idealmente en climas cálidos.

En tanto, los reptiles corresponden a la rama evolutiva o evolucionada de los amniotas; su aparición en escena se produjo en el período carbonífero a partir de los tetrápodos.

Principales subórdenes

La especie presenta subórdenes tales como los lagartos o lacertillos, que conforman en realidad un orden más amplio, al incluirse en el a las lagartijas, iguanas y camaleones, entre otras variantes. Según algunos relevamientos, se estima que en la actualidad existen aproximadamente cinco mil especies de lagartos.

Por su lado, las serpientes u ofidios son otro de los subórdenes de los reptiles, los cuales se caracterizan por la ausencia de las extremidades y por los cuerpos extremadamente alargados; hay serpientes que presentan mordeduras venenosas por lo cual muchos sienten por ellas una gran aversión cuando se las cruzan.

Y el otro suborden lo constituyen las tortugas o quelonios, los cuales se distinguen por la caparazón que hace las veces de protección de sus órganos internos. Las tortugas no presentan dientes, sino que su mandíbula aparece cubierta por un pico córneo similar al de las aves.

Orígenes: los dinosaurios, los representantes más emblemáticos de esta especie

Su origen se remonta a la llamada era Mesozoica, incluso fueron una especie predominante en la misma. Esta era geológica también se conoce como secundaria y comprende los períodos triásico, jurásico y cretácico.

Durante la misma, los reptiles, evolucionaron e inclusive superaron a los anfibios que se consideran como sus antecesores.
Con respecto a la evolución que demostraron podemos citar las siguientes características: una membrana que recubre el cuerpo, y algunos órganos, mucho más fuerte y sólida, un segundo paladar óseo que les permite alimentarse y respirar a la vez, se convierten en ovíparos.

Los reptiles más populares de este período histórico son sin dudas los dinosaurios, las primeras especies eran carnívoras y bípedas, es decir, contaban con dos pies; luego, se volvieron cuadrúpedos y herbívoros. También hubo algunos reptiles que en ese momento supieron volar y otros tantos eran acuáticos.

Más allá de las características físicas variables que dispusieron fueron los grandes dueños de nuestro planeta por unos 150 millones de años cuando todavía el hombre ni estaba en los planes.

Su desaparición de la faz de la tierra sigue siendo un misterio para la ciencia que ha ensayado varias hipótesis pero aún ninguna definitiva: la evolución de la cascara de sus huevos se volvió dura e impidió que las crías nazcan; otros, por el contrario, suponen que la cáscara se volvió fina y ello dejó desprotegidas a las crías; la incompatibilidad con el material de iridio que impactó en la tierra por medio de meteoritos; algún cambio climático determinante.

Además de por sus particularidades y por el enigma que generó su extinción, estos animales se encuentran híper vigentes hoy como consecuencia de las súper producciones de Hollywood que los han usado como protagonistas excluyentes.

 
 
 
Temas en Reptil
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48494 fans
  • Twitter
    2246
  • Google
    327
  •