Definición ABC » General » Pulpo

+

Definición de Pulpo

Este animal, cuyo nombre científico es octopus vulgaris, pertenece al reino de los cefalópodos. Puede llegar a medir más de un metro de longitud, pesar 15 kg y llegar a tener una envergadura superior a un metro y medio. Normalmente vive un máximo de dos años y en cuanto a su reproducción, es de tipo sexual y la hembra muere después de la expulsión de los huevos.

Es uno de los animales que mejor se adaptan a su entorno y esta singularidad la realiza cambiando el color de su cuerpo o bien modificando la textura y la forma de su piel en pocos segundos. Esta capacidad de transformación es posible debido a sus órganos cromatóforos.

El pulpo se desplaza con lentitud por el fondo marino utilizando sus característicos tentáculos, con los cuales puede atrapar pequeños crustáceos para su alimentación. En su boca posee un fuerte pico de quitina, con el cual pueden romper el caparazón de un crustáceo.

Sus potentes sentidos le permiten cazar en completa oscuridad o detectar a distancia los movimientos de otros depredadores. Estos animales invertebrados tienen un cerebro relativamente grande, similar al de las aves o al de los reptiles. Su capacidad de aprendizaje es notable y en este sentido es uno de los pocos animales que puede aprender nuevas pautas de conducta.

Datos que llaman la atención

El pulpo es un animal que llama la atención por diversas razones:

1) posee tres corazones, de tal forma que uno bombea la sangre con oxígeno y los otros dos transportan la sangre a sus órganos respiratorios, las branquias,

2) su sangre es de color azul, pues utilizan la molécula de la hemocianina y no la hemoglobina para transportar el oxígeno,

3) como arma de defensa utilizan una potente toxina, la cefalotoxina (esta sustancia provoca parálisis en sus presas),

4) en cada una de sus ventosas hay unas 10.000 células sensoriales,

5) posee una visión perfectamente adaptada a su medio debido a la estructura cuadrangular de su pupila,

6) las hembras tienen los tentáculos más largos que los machos y

7) si carece de alimento durante un largo periodo de tiempo, puede llegar a comer sus propios tentáculos.

Los pulpos no cefalópodos

Si un hombre tiene la costumbre de manosear a las mujeres como una forma de conquista sexual es muy probable que se le llame pulpo. De esta manera, los tentáculos del cefalópodo sirven como una metáfora para indicar un comportamiento humano. Este juego del lenguaje es muy corriente, pues no hay que olvidar que popularmente decimos que alguien tiene vista de lince, lleva una vida de perros, habla como un loro, tiene una memoria de elefante o es un bicho raro.

El mundo animal es una inspiración constante para describir las cualidades o defectos de las personas.

Fotos: Fotolia - JorgeAlejandro / Sebastian

 
 
 
Temas en Pulpo