Definición ABC » General » Puesto

+

Definición de Puesto



La palabra puesto se utiliza principalmente para designar a aquellos espacios más o menos planificados y armados en un centro de mercadeo o comercial y que tienen por objetivo vender y ofrecer determinado tipo de productos o servicios. Los puestos por lo general son estructuras que pueden variar grandemente en términos de tamaño pero suelen caracterizarse por ser más bien inestables o de fácil armado de modo que se puedan desarmar y volver a colocar día a día. Esta es una de las principales diferencias entre los puestos y los locales, establecimientos ubicados en edificios o estructuras arquitectónicas más firmes.

Los puestos pueden ser de muy variado tipo. En primer lugar, se pueden encontrar diferentes estilos de puestos en lo que respecta al producto ofrecido. En este sentido, los puestos pueden vender alimentos frescos, artesanías, antigüedades, elementos de ropa, rarezas, revistas, muebles y demás. También, dependiendo de la protección y seguridad que tenga el puesto, se pueden encontrar ejemplos de puestos que venden productos más caros y exclusivos como tecnología y otros elementos. Muchos puestos, además, no tienen como principal objetivo vender productos ni servicios si no que son espacios solidarios para que la gente se acerque y se comprometa con alguna causa en especial.

Los puestos también pueden diferenciarse en torno a si están ubicados en espacios diseñados específicamente para ellos (tales como ferias o centros comerciales) o si se emplazan de manera aislada en la vía pública. Al mismo tiempo, es notoria la diferencia entre los puestos que se arman en ferias que los que están ubicados dentro de un shopping ya que estos últimos suelen ser mucho más modernos, limpios y cómodos, aunque por lo general no están pensados para ser armados y desarmados de un día a otro.

Finalmente, los puestos también pueden ser categorizados de acuerdo a si cumplen o no la ley. Muchos puestos, sobre todo los que se ubican en lugares especialmente establecidos para la actividad, cumplen con las reglas impositivas y de salubridad, pero muchos otros, organizados de manera espontánea y momentánea pueden no seguir las normas de seguridad, de salubridad o de cargos impositivos por lo cual se vuelven un peligro y deben ser controlados para evitar todo tipo de problemas.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Puesto