Definición ABC » General » Prostitución

+

Definición de Prostitución



La prostitución es aquella actividad llevada a cabo por un individuo de cualquier sexo y que consiste en el establecimiento de contactos sexuales con otra persona a cambio del pago de una suma determinada de dinero.

Si bien como mencionábamos la prostitución es una actividad que puede ser concretada por individuos de ambos sexos, históricamente, ha sido mayormente practicada por mujeres. Mientras tanto, la prostitución puede ser heterosexual o en su defecto homosexual y también, es frecuente, en los últimos años, involucre a personas travestidos, conocidos popularmente como travestis, o transexuales, aquellos individuos cuya identidad sexual está en conflicto, es decir, nacieron hombres pero sienten como mujeres o al revés y por tanto deciden someterse a una operación para modificar su sexo de origen.

En tanto se llamará genéricamente, prostituta/o a quien desempeña este tipo de actividad como medio de vida.

El sujeto que ejerce la prostitución emplea como único criterio a la hora de elegir un cliente el intercambio de dinero, o sea, no existe ningún tipo de involucramiento emocional o afectivo a la hora de mantener relaciones sexuales mientras ejerce como prostituto/a.

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano, viene ejerciendo esta actividad, a la cual, como consecuencia de esta presencia a lo largo de los siglos, se la suele denominar, parte en broma, parte en serio, como la más antigua de las profesiones del mundo.

Actualmente, la prostitución está considerada como una práctica ilegal en la mayor parte de los países, aunque, de todos modos, se la ejerce a plena luz del día y en lugares convenidos socialmente a razón de que resulta bastante difícil erradicarla.

Si bien otras clases sociales también han sabido practicarla, ha sido mucho más común que las personas pertenecientes a la clase más baja de la sociedad la practiquen.

Por otra parte, la palabra prostitución también se emplea para referir la degradación, generalmente por interés, en la que puede caer un individuo, es decir, como el objetivo es conseguir un beneficio, la persona claudica en determinados ideales que sostenía, porque de lo contrario no podría acceder a ese beneficio que desea. Prostituyó sus ideas a cambio de un cargo en el ministerio del interior.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"