Definición ABC » General » Profecía

+

Definición de Profecía

Entendemos por profecía a aquello que se dice o comunica a partir de algo que se cree que va a suceder en el futuro, a pesar de no contar con ningún tipo de evidencia lógica o empírica para realizar tal afirmación.

Don sobrenatural que permite que una persona anticipe un hecho futuro pero sin contar con evidencia o pruebas

La profecía es una visión del futuro y puede ser comunicada por entes o personajes no reales así como también por personas o individuos que tienen la capacidad de leer el futuro.

Por caso se la considera como un don sobrenatural de origen divino que permite el conocimiento de hechos que sucederán en el futuro.

Aquellos que comunican la profecía al resto de las personas son conocidos como profetas, la profecía es justamente la predicción que realiza el profeta.

Asociadas a la magia, la superstición y a la religión

En términos generales, la noción de profecía entra en el mundo de la superstición y de la magia. Esto es así porque, tal como se dijo, la profecía no requiere de una base científica, empírica o lógica para ser comunicada a diferencia de otras formas de ver el futuro como lo pueden ser las predicciones, las hipótesis científicas, etc.

La profecía puede establecerse a través de las emociones, de la conexión con mundos supernaturales con los que la mayor parte de la gente no tiene contacto, etc. De más está decir que creer verdaderamente en una profecía depende de cada persona, de sus tradiciones, de su raciocinio, etc.

La profecía es normalmente vista como un vaticinio de cosas negativas que sucederán en un futuro cercano o lejano.

Religión: el mensaje que Dios les comunica a sus profetas para que lo transmitan a los fieles

Sin embargo, las profecías también están presentes en el mundo de la religión y no sólo en el de la magia. En este sentido, las profecías son aquellos mensajes que el dios de cada religión o creencia les comunica a sus profetas para que el mismo sea transmitido a su pueblo. Los profetas son especialmente elegidos por el dios por contar con características distintivas y es por esto que se los selecciona para portar el honor de transmitir el mensaje directo de la divinidad. En estos casos, las profecías pueden ser mensajes positivos como cuando se indica que el pueblo en cuestión podrá ser libre o podrá mejorar su situación circunstancial.

Los profetas son elegidos por Dios sin excepciones y por caso ningún ser humano podrá considerarse o asumirse como tal porque así lo decida. Ahora bien, debemos decir, que esto ha ocurrido con recurrencia, los llamados falsos profetas, que motivados por una enfermedad, por ambición de poder, de fama, o por el autoengaño, decidieron asumirse como tales.

Aquellos que tienen la capacidad o don de predecir el futuro de las personas deben ser llamados adivinos, sería el término correcto, aunque normalmente se los llama profetas.

Una larga historia de profetas en las religiones

La historia aglutina una enorme cantidad de profetas que actuaron en diversas culturas, tales como la griega, en la que eran capaces de conocer los designios del máximo dios Zeus y luego lo transmitían a quien correspondía.

Y por supuesto como ya dijimos la religión ostenta una larga lista de profetas. Todas las religiones monoteístas, judaísmo, cristianismo e islamismo los tienen y los han venerado por ese trabajo de enorme responsabilidad que tienen.

Moisés, Ezequiel, Samuel, Jonás y Mahoma, entre otros.

Precisamente este último, Mahoma, es reconocido como el fundador del Islam. Fue un profeta árabe que nació en una humilde familia y que quedaría huérfano a muy temprana edad.

Un tío se hizo cargo de él y cuando tenía 25 años se casa con una viuda millonaria que lo ayuda a convertirse en un respetado comerciante.

En uno de los tantos retiros que solía realizar al desierto es que recibe la misiva de la verdadera fe, de su dios Alá, por parte del Arcángel Gabriel.

A partir de ese momento se ocupó de difundirla por su patria natal y se asumió como el continuador de otros grandes profetas Jesús, Moisés y Abraham.

El gran valor de este profeta es que partiendo de escasos recursos se convirtió en el creador de una religión que sustentaría una cultura que se difundiría universalmente.

Libros del Antiguo Testamento que contienen palabras de los profetas

Los libros del Antiguo Testamento en los que están contenidos los escritos de los profetas se denominan como profecías.

Conjetura basada en indicios

En el lenguaje corriente se suele usar este concepto para denominar a aquella conjetura que se encuentra basada en indicios o señales, no es hechos comprobados. “las profecías que recibimos del negocio fueron todas muy efectivas porque acertaron en lo que ocurrió finalmente”.

 
 
 
Temas en Profecía
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48659 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •