Definición ABC » General » Plantas medicinales

+

Definición de Plantas medicinales



plantas-medicinales

¿Qué son y cómo actúan las plantas medicinales?

Se denomina plantas medicinales a aquellas plantas cuyas partes o extractos se utilizan como drogas o medicamentos para el tratamiento de alguna afección o enfermedad que padece un individuo o animal.
La mencionada parte de este tipo de plantas es conocida popularmente como droga vegetal y puede ser suministrada a través de diferentes vías: cápsulas, comprimidos, cremas, elixir, decocción, infusión, jarabe, pomada, tintura, y ungüento, entre otras
.

El uso de drogas vegetales para curar males y enfermedades o bien para reducir los síntomas y trastornos que algunas provocan, no es para nada una novedad, sino muy por el contrario, su uso se remonta incluso a la etapa prehistórica y sin dudas ha sido una alternativa muy difundida a través del tiempo y que se encuentra muy presente en la mayoría de las culturas que formaron y forman parte del mundo.

La industria farmacéutica actual con el fenomenal desarrollo y evolución con el cual cuenta se ha basado muy especialmente en estos usos y conocimientos tradicionales a la hora de la elaboración y la síntesis de buena parte de los fármacos que produce y aún más, el proceso continúa vigente a pleno, encontrándose cada día en las plantas un nuevo aporte y solución para la cura o tratamiento de una enfermedad nueva o preexistente.

En casos muy extraños y siendo los menos, la planta entera puede llegar a tener un valor medicinal, generalmente, será en algunas de sus partes, hojas, semillas, flores, cortezas y raíces, donde se concentran los compuestos útiles de las mismas.

En tanto, las maneras de aplicación o uso pueden variar. La más frecuente y común es la de la infusión, en la cual, el principio activo es disuelto en agua mediante una cocción más o menos larga y la tisana que resulta de esta se beberá.

Entre las plantas que se usan de esta manera se cuentan la Tila, la pasionaria, el café. Pero también hay otro tipo de plantas que exigen otro tipo de usos, como ser: a través de la preparación de tinturas, se comen, inhalando el humo producto de su combustión y aplicación tópica.

Entre las plantas medicinales de uso más reconocido se cuentan las siguientes: ajo (acción diurética, fungistático, expectorante), amapola (anti hipertensivo, analgésico), ambay (expectorante, antiespasmódico, diurético), belladona (miorelajante, inhibitorio de secreciones), cáscara sagrada (laxante, tónico intestinal), efedra (descongestiona las vías respiratorias), guaraná (vaso constrictor, tónico nervioso), ginkgo (vasodilatador cerebral, antioxidante, promueve la memoria y la atención), malva (antiinflamatorio, laxante, estimulante del intestino), manzanilla (aminoácido, sedante), valeriana (relajante, ansiolítico).

Un remedio sano contra el estrés

En la actualidad estamos acostumbrados a vivir todo demasiado rápido y ello nos genera un estrés tremendo a la mayor parte de las personas.
Por esto es que hoy como nunca antes los seres humanos se han volcado masivamente a la utilización de diversas alternativas que proponen bajar ese estrés que surge de las tensiones diarias.

La ejercitación física con estrictos fines de relajación, la ingesta de algunos medicamentos químicos, la realización de psicoterapia, y cada vez más la utilización de plantas medicinales que tienen como principal acción terapéutica la baja del famoso estrés.

La tila o mejor conocida como te de tilo es una de las plantas medicinales por excelencia que ayudan a las personas a obtener relajación de una manera híper natural y sin demasiado esfuerzo, tan solo se requiere de disponer de las flores de la planta, procesarlas y beberlas en una infusión. De todos modos, la cosa hoy es mucho más sencilla ya que en la mayoría de los supermercados y almacenes es posible encontrarse con saquitos de té de esta variedad.

La amapola también es otra opción en plantas medicinales que se consume muchísimo para ganarle a los nervios. Especialmente se la recomienda en los casos de estrés que ya tienen una expresión en el cuerpo, en el organismo.
En el caso de la amapola, se la puede conseguir en almacenes especializados, aunque, cabe destacarse que cada vez más los alimentos preparados la contienen, tal es el caso de panes, muffins, entre otros.

Vale destacarse también que hay muchísimas personas que usan las plantas medicinales a modo de prevención, es decir, no las usan para tratar alguna enfermedad o afección ya diagnosticada o declarada sino que las consumen porque saben que su utilización ayuda a prevenir algún mal.
Esto también es muy importante de remarcar porque no solamente ayudan a tratar una enfermedad sino que son muy beneficiosas como prevención y para contribuir a disponer de una salud de roble, como se dice popularmente.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Plantas medicinales