Definición ABC » General » Perecedero

+

Definición de Perecedero



La palabra perecedero se emplea normalmente para dar cuenta de aquello que al final resulta poco durable y que entonces como tal ha de tener un final en el cual deja de ser.

Los alimentos perecederos son aquellos que comienzan su descomposición de modo sencillo y muy rápido. En tanto, en esa descomposición o deterioro tendrán mucho que ver cuestiones como la temperatura, la humedad y hasta la presión.

La carne, las frutas, las verduras, los lácteos, son algunos de los alimentos perecederos que necesitan de la heladera para ser conservados y además se los deberá consumir proferentemente antes de la fecha que se indica en su envase o packaging.

De no cumplir con esta cuestión, el alimento perecedero se echará a perder y sí de todas maneras se lo consume en esta situación puede desencadenar descomposiciones orgánicas en aquellas personas que lo hayan consumido a pesar de estar contraindicado.

Los hongos y las bacterias son los microorganismos que normalmente actúan a favor de la destrucción de los alimentos perecederos. Los alimentos frescos disponen de enzimas que favorecerán la mencionada degradación y por ello es que la textura y el sabor se verán seriamente alterados. Por ejemplo, si consumimos un yogur y le sentimos un sabor extraño que nada tiene que ver con su sabor original al que estamos acostumbrados, lo más probable es que el mismo se encuentre descompuesto y que ya haya vencido su tiempo de consumo.

Tras los alimentos perecederos en la cadena de descomposición se ubicarán en un segundo lugar, los denominados como semi perecederos, que son aquellos alimentos que se deterioran con facilidad aunque lo hacen en un lapso de tiempo más largo. Las nueces y los tubérculos (las papas) son algunos de esos alimentos semi perecederos.

La recomendación más efectiva para conservar estos alimentos perecederos es sin dudas la heladera, o en su defecto, los congeladores y freezers, ya que los mismos nos ofrecen un entorno de bajísima temperatura, ideal para que estos alimentos vivan frescos ehasta l tiempo que nos indique su envase.

Y la otra solución para mantener estos alimentos en condiciones durante más tiempo es la adición de aditivos químicos, tales como ácidos y sales, los cuales evitarán el desarrollo de los microorganismos. Así conseguiremos que los alimentos conserven sus propiedades nutricionales durante más tiempo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"