Definición ABC » General » Obsolescencia

+

Definición de Obsolescencia

La obsolescencia es la cualidad de obsoleto de un objeto, la cual surgirá a partir no de su mal funcionamiento sino porque su utilidad se ha vuelto insuficiente o superada por otro objeto que de alguna manera lo reemplaza.

Cualidad de un objeto, especialmente los mecánicos o dispositivos electrónicos, que pierden funcionalidad porque aparece otro objeto símil superador

Durante el siglo XX la máquina de escribir era una herramienta fundamental y popular a la hora de escribir, sin embargo, actualmente se han vuelto un producto obsoleto y hasta en algunos casos, una auténtica antigüedad como consecuencia de la creación de la computadora y sus diversas variantes que sin dudas hacen cada vez más sencilla y rápida la edición de textos, acción que hace un par de décadas tenía absolutamente dominada y cooptada la mencionada máquina de escribir.

Hoy es prácticamente inimaginable que una persona adquiera una máquina de escribir para realizar todo el trabajo de una oficina y si lo realizare, sin dudas, quedaría muy afuera “del mundo”.

Causas

La obsolescencia puede producirse por diferentes causas, aunque el componente económico se encuentra detrás de la mayoría de las mismas, entre ellas se destacan: la imposibilidad de hallar repuestos adecuados, algo que normalmente suele suceder con los automóviles y también con algunos electrodomésticos; otra causa es el desarrollo de nuevos equipos, tecnologías y máquinas, que en un lapso de tiempo realmente corto permiten producir mejores equipos, con funciones absolutamente superiores a sus antecesores.

Uno de los ejemplos más representativos de esta causa se da con los ordenadores, es impresionante como constantemente nos encontramos con PCs, notebooks, mininotebooks, que se van superando unas a otras en escasísimo tiempo entre sus apariciones.

Y ni hablar del mercado de los teléfonos celulares que se ha diversificado y avanzado de un modo fantástico.
Cada día aparece un nuevo modelo que increíblemente supera a su antecesor, inclusive podemos afirmar que es hasta difícil seguirle el paso al avance tecnológico en este sentido, porque cuando creemos estar al tope de lo más avanzado aparece otra propuesta superadora, es increíble.

Ni las nuevas tecnologías se salvan

Y no podemos soslayar que en el último tiempo hasta la mismísima computadora personal está perdiendo terreno y quedando obsoleta como consecuencia de los pasos agigantados que está dando la mencionada industria de los teléfonos inteligentes o smartphones.

Recientes estudios al respecto han dado muestras contundentes de esto que mencionamos, por ejemplo, en la Argentina, uno de los países que más celulares por persona ostenta en lo que respecta a América Latina, casi el noventa por ciento de los usuarios de celulares eligen este medio para trabajar en detrimento de las computadoras, siendo de un poco más del sesenta por ciento los que usan la compu. Una novedad que no deja de asombrar y que demuestra que la obsolescencia está alcanzando hasta a las nuevas tecnologías.

Es que es ciertamente muy rápido y furioso como este ámbito produce…

Obviamente que la actividad que desarrolla la persona es determinante en este sentido, siendo aquellos que trabajan en las áreas de las comunicaciones y de la información quienes más hacen uso de su celular para trabajar, ya dejando de lado a la computadora.

Otros que también eligen su teléfono celular para trabajar en lugar de la computadora son los científicos, los técnicos, los trabajadores del área financiera, los corredores inmobiliarios y los profesionales de la salud.

Sin dudas en esta elección ha pesado la facilidad de transporte de los teléfonos en comparación con una computadora, aunque sea portátil y pequeña, pero claro, al lado de los celulares corren en desventaja en este aspecto.

También, la aparición de nuevos mercados o de tecnologías que sustituyen claramente a otras puede causar la obsolescencia de algo. Por ejemplo, la aparición del DVD hizo que los consumidores se vuelquen unánimemente a este formato en detrimento de los VHS, culminando prácticamente con su desaparición.

Obsolescencia programada

Y finalmente la obsolescencia la pueden provocar los mismos fabricantes de los productos como una estrategia comercial, así es que en este sentido nos podemos encontrar con tres tipos de obsolescencias: obsolescencia planificada (se crea un producto y al mismo tiempo la empresa estudia el tiempo óptimo de vida que el mismo tendrá sin necesidad de reparaciones para entonces volverlo a crear), obsolescencia percibida (se crea un producto con un determinado aspecto y más adelante se vende el mismo producto pero con otra apariencia ) y obsolescencia de especulación (se comercializan productos incompletos o de menor cantidad a muy bajo costo para así lograr afianzamiento en el mercado y luego se ofrecerá el mismo producto mejorado).

 
 
 
Temas en Obsolescencia
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48664 fans
  • Twitter
    2256
  • Google
    349
  •