Definición ABC » General » Neonato

+

Definición de Neonato



Se llama neonato al bebé recién nacido, que es un bebé que tiene 30 días o menos, contados desde el día de su nacimiento, ya sea que haya sido por parto natural o por cesárea. La palabra se aplica tanto a aquellos bebés nacidos antes de tiempo, en tiempo y forma o pasados los nueve meses de embarazo.

Si bien se trata de una etapa de la vida realmente muy corta, los cambios que se suceden pueden desembocar en consecuencias muy determinantes para el resto de la vida del recién nacido, porque durante estos aproximadamente 30 días es que se descubrirán todos aquellos defectos congénitos o genéticos con los que pueda haber nacido el neonato, incluso, de ser detectada alguna enfermedad, podrá ser tratada casi desde su inicio y por tanto evitar así males futuros que se hagan más complejos como consecuencia del paso del tiempo.

Luego del nacimiento, tendrán lugar una serie de pruebas y examinaciones muy puntuales que permitirán determinar la salud o por el contrario, alguna enfermedad, que padezca el neonato. Por ejemplo, una de las más comunes es a través del Test de Apgar que consiste en sencillos parámetros cardiovasculares y neurológicos que puntúa del 0 a 10, se podrá conocer el estado del neonato al respecto de las mencionadas cuestiones. El que califica de 8 para arriba se considerará totalmente saludable.

Respecto del peso, el estándar nos indica 3,250 – 3,500 para los varones y 3,000 – 3,250 para las mujeres.

Para conocer si ha habido algún cambio significativo se recomienda repetir las pruebas a las 48 horas, antes de dar la alta médica al bebé y a su madre.

El neonato requerirá de un cuidado y de una atención constante como consecuencia de la debilidad que presenta. Deberá ser sujetado con ambas manos asegurándose que tanto su cabeza como cuello estén sujetados, se deberán evitar los movimientos bruscos. En tanto, la principal manera de comunicación con su entorno será a través del llanto, mediante el mismo expresará ganas de comer o cualquier otro tipo de malestar, por tanto, hay que estar atentos a los llantos reiterados.

Y los reflejos que sí o sí deberá observar son: orientación o búsqueda, succión, tónico cervical, prensión y de andar.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"