Definición ABC » General » Multiculturalismo

+

Definición de Multiculturalismo

multiculturalismoEs un hecho indiscutible que vivimos en un mundo globalizado y en permanente transformación. La globalización presenta aspectos de carácter económico, social y cultural. Una de las consecuencias de la globalización del planeta es el multiculturalismo, que se podría definir como la coexistencia de distintas tradiciones culturales en un mismo territorio.

Una breve descripción del multiculturalismo

Las sociedades en las que predomina un mismo grupo social y existe una religión, un idioma y una cultura todavía existen en muchos rincones del planeta. Sin embargo, el modelo de sociedad homogénea está siendo sustituido por un modelo plural de sociedad. En muchas ciudades y países la población es heterogénea en muchos sentidos: conviven lenguas, religiones, tradiciones y formas de entender la vida muy distintas. Esta diversidad ha sido acuñada con el término multiculturalismo.

El multiculturalismo es algo más que la suma de tradiciones culturales en un mismo espacio geográfico. De hecho, el multiculturalismo implica una valoración positiva de la diversidad humana. Podríamos decir que se trata de una doctrina que defiende la tolerancia, el respeto y la convivencia entre culturas diferentes. Este planteamiento supone una defensa de la igualdad de todas las tradiciones culturales, de tal manera que no haya una por encima de las otras sino que todas sean valoradas en un plano de igualdad. El multiculturalismo implica un cierto relativismo cultural, es decir, la consideración de que una cultura no es superior a otra y que, en consecuencia, las diferencias en las costumbres deben aceptarse como un signo de tolerancia y convivencia pacífica.

El multiculturalismo es entendido en ocasiones como una oportunidad, ya que significa que personas con culturas muy distintas pueden conformar una sociedad más rica, más plural y con un espíritu cosmopolita.

Multiculturalismo-2

Críticas al multiculturalismo

El multiculturalismo es una situación deseable, siempre y cuando la diversidad de tradiciones vaya acompañada de tolerancia y respeto. Si en un barrio de una gran ciudad conviven tradiciones religiosas diferentes en un clima cívico y respetuoso estamos hablando de la cara amable y enriquecedora del multiculturalismo.

No obstante, algunos analistas de los fenómenos sociales hacen hincapié en los aspectos problemáticos de este fenómeno de la globalización. En este sentido, hay un problema latente en la pluralidad y lo podríamos expresar con una serie de interrogantes: ¿son compatibles dos tradiciones culturales que valoran de manera diferente el rol de la mujer en la sociedad?, ¿es tolerable que un colectivo humano viva al margen de unas tradiciones de un lugar y que incluso pueda practicar costumbres contrarias a las leyes en vigor?, ¿es razonable ser tolerantes con aquellos que no practican la tolerancia?

Estos interrogantes ponen de manifiesto que el multiculturalismo no está exento de conflictos. De hecho, hay ejemplos concretos que ponen de relieve algunos problemas de convivencia en las sociedades plurales (en algunos países occidentales la población de origen africano practica la ablación del clítoris, una costumbre castigada por las leyes occidentales y algo aceptado en algunos países africanos).

Los conflictos y desajustes de la multiculturalidad son para algunos una prueba evidente de que el multiculturalismo tiene dos caras: una amable y otra conflictiva.

Un planteamiento conciliador

Entre la visión del multiculturalismo como paradigma ideal y el rechazo a la pluralidad podemos encontrar una postura intermedia y conciliadora. Consistiría en armonizar el respeto a las leyes de un país por parte del conjunto de la población con la absoluta tolerancia con aquellas costumbres particulares de todos los sectores sociales. En otras palabras, se trataría de hacer compatible el cumplimiento de la ley con las distintas visiones del mundo. Esta armonía no es un ideal utópico, pues ha sido posible en la Alejandría de la antigüedad, en el Toledo medieval, en el Buenos Aires de finales del siglo XlX o en la actual Nueva York, Londres o Montreal.

Fotos: iStock - Juanmonino / Rawpixel

 
 
 
Temas en Multiculturalismo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45080 fans
  • Twitter
    2223
  • Google
    297
  •