Definición ABC » General » Lámpara

+

Definición de Lámpara



La lámpara es el elemento, el aparato más popular y usado a la hora de suministrar luz a un espacio o sector dado de: nuestra casa, de una oficina, de un establecimiento comercial, de un espacio público, entre otros lugares.

Al mismo tiempo, la lámpara, es soporte de la bombita de luz que ilumina y es la que facilita la conexión con la red eléctrica. Las partes componentes de una lámpara son: el pie o el brazo, la pantalla o la tulipa, que son las encargadas de aminorar el efecto de la luz directa y protegen la vista del encandilamiento directo, y la bombita.

Cabe destacarse que para cumplir satisfactoriamente con su función, la lámpara, debe reunir las siguientes condiciones: controlar y distribuir de modo eficiente la luz que se emite, es importante que la misma no encandile a los usuarios, sino que los ilumine de manera conforme.

Otras cuestiones fundamentales son: que dispongan de un mecanismo sencillo para la instalación y el posterior mantenimiento, y asimismo que esté fabricada a partir de materiales correctos, que sean capaces de resistir la temperatura y las condiciones del ambiente en que se instalará.

Por otra parte, la estética es otra cuestión no menos importante para la mayoría, aunque, si bien para quienes así lo deseen está bien que prioricen este tema, también, es preciso que la misma no perjudique ninguna de las condiciones mencionadas anteriormente.

La economía, asimismo, es otro hecho que se tiene muy en cuenta a la hora de elegir una luminaria, es decir, la posibilidad que la misma pueda emplearse con lo que se conoce como bombitas de bajo consumo, que son aquellas recomendadas por las empresas proveedoras de energía porque contribuyen al uso racional y adecuado de la energía eléctrica.

Pero no siempre hubo energía eléctrica en el planeta como hoy, entonces, en los primeros tiempos del mundo la luz se conseguía a partir de lámparas que consistían de recipientes que se llenaban de líquido oleoso que se prendía por la mecha y entonces el fuego generado daba luz por la noche o cuando se necesitaba.

Con el transcurrir del tiempo y los avances tecnológicos, estos elementos fueron mejorando y evolucionando. También las características y condiciones variaban mucho de una cultura a otra. Por ejemplo, en oriente era usual el uso de la lámpara de aceite que tenía forma de plato y un pie labrado.

En la actualidad nos podremos encontrar con los siguientes tipos de lámparas: de pie (se apoyan en el suelo y generalmente son altas), de techo (porque justamente cuelgan del techo, por ejemplo arañas), de mesa (se disponen en las mesas o escritorios).

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Lámpara