Definición ABC » General » Inquisición

+

Definición de Inquisición



Conocemos por Inquisición a una de las instituciones más duras y violentas de la Historia. La Inquisición fue una institución creada por la Iglesia Católica con el objetivo de combatir y reducir la herejía en diferentes partes de Europa, así como también en América. Esta institución basó su tarea en la persecución constante y salvaje de todo aquel que no profesara la religión católica o que dijera hacerlo en forma inapropiada. Para lograr sus objetivos y fines, la Inquisición desarrolló un número importante de técnicas, métodos y castigos severos que eran aplicados por igual sobre hombres, mujeres, niños, ancianos o jóvenes. Se estima que la Inquisición fue fundada en el siglo XII en Francia para ser finalmente desmantelada a nivel global recién en el siglo XX.

Si bien la Inquisición se volvió especialmente famosa y eficaz en España, con los Reyes Católicos, la verdad es que la institución ya existía en otras partes de Europa desde tiempos medievales. La mayoría de los estados modernos católicos contaron con una réplica más o menos eficiente de esta institución que funcionaba sobre su territorio y trabajaba en pos de eliminar la amenaza que se creía que significaban los moros o los judíos en aquella época. Esta institución fue posteriormente llevada a América donde los españoles continuaron aplicando las más salvajes y cruentas técnicas de castigo contra todo aquel que profesara religiones o credos no católicos. Además, también se enfrentaba a diferentes tipos de brujerías y hechicerías que consideraban peligrosas y amenazantes para la salud de la comunidad católica.

Mientras que uno de los principales castigos era la excomunión de la comunidad católica, las penas fueron diversificándose con el tiempo, volviéndose más duras e inexorables. En muchos casos, se procedió a terminar con la vida de personas que resultaban sospechosas no sólo por sus creencias religiosas si no también por sus ideas revolucionarias (como fue el caso de Galileo Galilei). Al mismo tiempo, mientras muchas de las penas buscaban castigar verdaderamente a la persona en cuestión, muchas otras se utilizaron como castigos ejemplificadores para el resto de la sociedad de modo tal que se aprendiera públicamente cuáles eran las consecuencias de ejercer actos de brujería o herejía. Normalmente, los cuerpos mutilados y muertos eran colgados en las plazas para que todos los pudieran ver.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Inquisición