Definición ABC » General » Innata

+

Definición de Innata



La palabra innata es un término que se emplea cuando se quiere dar cuenta que tal cualidad, actividad, actitud o comportamiento que ostenta alguien, ha nacido con él y que entonces no lo ha adquirido ni por educación ni como consecuencia de la experiencia. Tiene una predisposición innata para la actuación.

En tanto, la palabra innata se encuentra en estrecha vinculación con el concepto de innatismo que suele aparecer con recurrencia en la doctrina de los sistemas filosóficos racionalistas. La misma tiene su origen en la necesidad de hallar una fuente de conocimiento diferente a la de la experiencia.

De a cuerdo a lo que proponen estos sistemas, si el conocimiento no proviene de los sentidos, debe surgir de otro lado, que es el innato; según esta corriente de pensamiento, las ideas más destacadas tendrían un origen innato.
Así es que algunos conocimientos, ideas y contenidos mentales, ya están presentes en el individuo desde su nacimiento.

Por su lado, el sistema inmunitario innato, es aquel que contiene las células y los mecanismos destinados a defender al individuo de la infección que le pueden ocasionar otros organismos. Esta situación implicará que las células de este sistema inmunitario innato reconocen y luego responden a los agentes patógenos de una manera genérica y por supuesto distinta a la del sistema inmunológico adaptativo.

Este sistema proporciona una defensa instantánea contra las enfermedades e infecciones y se lo puede hallar en casi todas las formas de vida vegetal y animal.

Entre sus múltiples acciones, en los vertebrados, se destacan: el alistamiento de células inmunes hacia aquellas zonas infectadas o inflamadas a partir de la fabricación de factores químicos; la activación de alarmas para identificar las bacterias; el reconocimiento y la eliminación de aquellas sustancias ajenas a órganos, tejidos o sangre.

El concepto de innata se opone al de adquirido, el cual se emplea para referirse al comportamiento o actitud, entre otros, no genético, ni hereditario, sino que resulta de las influencias recibidas durante el desarrollo de parte de los padres, de pares o de la familia.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"