Definición ABC » General » Ilusión

+

Definición de Ilusión

El concepto que nos ocupa dispone de varias referencias en nuestra lengua.

Imagen que surge en nuestros sentidos pero no es real

A la imagen que es sugerida por nuestros sentidos y que carece de realidad se la denomina como ilusión, la famosa ilusión óptica.

Una ilusión óptica es cualquier ilusión que resulta de nuestro sentido de la vista y que nos lleva a percibir una realidad de diferentes formas.
Las mismas pueden ser fisiológicas y estar vinculadas por una estimulación excesiva en los ojos o en el cerebro.

El espejismo es una de las ilusiones ópticas más populares y que casi todos hemos experimentado alguna vez en nuestras vidas.
La misma consiste en que los objetos que están situados a lo lejos aparecen reflejados como en una superficie lisa y líquida que en realidad no es así. A medida que nos vamos acercando esa ilusión de agua desaparece. Esto es muy común de apreciar cuando vamos en la ruta.

El concepto de ilusión proviene del latín, idioma en el cual el verbo illudere significaba 'burlarse de'. Así, el concepto evolucionó hacia la idea de que la ilusión es una forma burlesca o alterada de lo que se observa o percibe verdaderamente. Las ilusiones pueden ser por ejemplo en relación a los sentidos: ilusiones ópticas, ilusiones auditivas, ilusiones gustativas, ilusiones olfativas o incluso táctiles. Todas ellas suponen que la persona recibe un tipo de información sensorial pero la procesa mentalmente de manera distinta a lo que realmente es por un primer impulso o sensación, por ejemplo cuando se escucha un pájaro y se genera la ilusión de que ese ruido fue producido por un ser humano.

La diferencia con la alucinación

Aunque muchas veces se las vincula, asocia o confunde, debemos aclarar que ilusión y alucinación no son lo mismo de ningún a manera, dado que en la ilusión el estímulo externo que la desencadena es percibido en efecto, o sea, es real, ña interpretación que se efectúa del mismo está distorsionada o es incoherente.

La ilusión consiste en una distorsión que se genera en nuestra percepción y que muchas veces puede estar acompañada de un estado emotivo intenso de la persona que lo padece pero que no necesariamente implica una patología.

Mientras tanto, en lo que a la alucinación corresponde el estímulo no existe per se sino que puede ser el producto de un delirio de la persona que lo experimenta, ya sea como consecuencia de la ingesta de algún medicamento, droga o por el padecimiento de un trastorno psiquiátrico.

Muchas drogas, especialmente las alucinógenas, tales como la marihuana o el LSD, suelen desencadenar en quienes las consumen alucinaciones, es decir, creen que ver cosas que no existen en la realidad, imágenes, oyen voces, entre otras.

Esperanza que alguien siente pero sin sustento real

Otro de los usos más corrientes permite referir a aquella esperanza que se tiene pero que en la realidad carece de todo tipo de sustento, es decir, aquello que se espera es prácticamente imposible que suceda.
Es una sensación que una persona puede tener respecto que algo no es como verdaderamente es. En este sentido, el término se relaciona con la percepción que los sentidos tienen de los diferentes elementos que recorren la realidad. Sin embargo, la idea de ilusión no es meramente una cuestión física de los sentidos sino que también tiene que ver con el espacio mental en el cual la realidad se puede ver distorsionada a partir de estructuras psicológicas también alteradas como por ejemplo visiones o creaciones de realidades alternadas.

Deseo de alguien

Las ilusiones también pueden ser, dejando el espacio de la realidad alterada, esperanzas o deseos que una persona puede tener respecto de algo, en cuyo caso el término cobra un sentido más positivo y no tanto de confusión.
En este sentido prevalece la esperanza y una predisposición alegre que hace que la persona espere de manera feliz y esperanzadora que algo suceda por fin.
Generalmente se trata de cosas que se desean o se vienen esperando desde hace mucho tiempo.

La ilusión, así, es por ejemplo desear que algo suceda, que algo cambie, etc. En este sentido, la ilusión es algo que todavía no sucedió pero la persona, ya sea por superstición o por conocimiento previo, puede considerar posible de realizarse, por ejemplo cuando se dice que alguien tiene la ilusión de que su equipo salga campeón.

 
 
 
Temas en Ilusión
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48499 fans
  • Twitter
    2243
  • Google
    326
  •