Definición ABC » General » Garantía

+

Definición de Garantía



garantiaEn términos generales, por garantía se refiere a la acción que una persona, una empresa o comercio despliegan con el objeto de afianzar aquello que se haya estipulado oportunamente en un compromiso contractual, es decir, a través de la concreción o presentación de una garantía, lo que se pretenderá hacer es dotar de una mayor seguridad al cumplimiento de una obligación o al pago de una deuda, según corresponda.

No solamente a través de la presentación de una garantía queda instalada de manera oficial la obligación de responder ante un problema en el funcionamiento de aquello que se acordó sino también que la garantía es el documento que en caso que esa respuesta no aparezca uno podrá presentar ante la justicia o ante la autoridad competente para que se exija el cumplimiento que se pactó.

Garantía de compra

Porque por ejemplo, para los consumidores, resultará de gran importancia saber que si se compra tal o cual producto en un determinado comercio, éste le ofrezca la garantía de que en caso de que al poco tiempo de adquirido un producto o servicio, generalmente el plazo suele oscilar entre los seis meses y el año, si el mismo presentare algún tipo de inconveniente en lo que respecta a su correcto funcionamiento, inmediatamente, la empresa se hará cargo de su arreglo para que vuelva a funcionar tal como se lo compró, o en su defecto del reemplazo del mismo producto o servicio, si es que no hubiere en stock, por ejemplo.

Muchas veces y especialmente cuando se compran artículos de electrónica los consumidores suelen demandar que se les entregue la garantía correspondiente, incluso, puede ser la causa que alguien desista de una compra si es que la misma no se entrega conforme.

Esta garantía se hace efectiva y manifiesta a través de un papel de la empresa fabricante o comercializadora, en el cual se dejará constancia del lapso de tiempo que cubre la garantía y la fecha en la cual fue adquirido el producto. En este punto, entonces, es importantísimo que cuando nos entregan un producto con garantía de compra se coloque el día, mes y año preciso en que se lo compra porque desde mismo instante empieza a correr el tiempo de la garantía. Si esa fecha no está colocada como corresponde no podrá hacerse el reclamo pertinente en caso de incumplimiento.
Por supuesto, una vez pasado ese lapso, si hubiere algún inconveniente con la compra ya no corresponderá a quien vendió el producto reemplazarlo o arreglarlo, sino al consumidor.

Reclamos por incumplimiento de garantía

En tanto, la mayoría de las legislaciones de Defensa del consumidor contemplan un doble régimen de garantías, uno denominado contractual o voluntario, que es justamente el que describíamos más arriba y el otro tipo llamado legal, que, a grandes rasgos, dispone que todos los compradores de cosas que no se consumen en su primer uso, por ejemplo, relojes, computadoras, electrodomésticos, automóviles, entre otros, gozarán de una garantía legal, generalmente de tres meses mínimo, en caso que surjan desperfectos técnicos o vicios que afecten el correcto funcionamiento del bien adquirido.

En el caso que por ejemplo una empresa no quisiese responder ante una situación como la descripta, el consumidor deberá recurrir a la asesoría de la Oficina nacional de Defensa del Consumidor, la cual le brindará las herramientas para que pueda reclamar más firmemente.

Garantía de un inmueble

También, cuando una persona necesita alquilar un inmueble, entre las condiciones que se le exigen se cuenta la presentación de una garantía, la cual estará representada por ejemplo por el título de propiedad de otro inmueble, que hará las veces de garantía y que normalmente le facilita un conocido, amigo o familiar. Esto implica que si quien alquila el departamento o casa incumple en el pago del alquiler, quien le salió de garantía, que será el dueño del inmueble presentado como garantía, será quien debe responder por esa ausencia de pago, tomándose claro como respaldo de pago el valor de la propiedad que dispone.

Por esta situación es que la gente suele salirle de garante a aquellos que conoce ciertamente y en quienes tiene plena confianza que cumplirán con las demandas de un contrato de ese tipo.

El Valor de la palabra y de los antecedentes

Vale que destaquemos también que existen garantías simbólicas, asociadas al conocimiento de una performance o al valor de una palabra empeñada, es decir, el producto, objeto o persona en cuestión no vienen con una garantía escrita pero nosotros creemos en su valor porque los conocemos y por ejemplo sabemos que son capaces de rendir de una determinada manera y por otra parte porque confiamos en ellos, ya con eso es suficiente garantía para nosotros que todo marchará ok.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Garantía