Definición ABC » General » Explosión

+

Definición de Explosión



explosion Entendemos por explosión al evento mediante el cual se libera de manera violenta y abrupta una determinada cantidad de energía en forma, por lo general, de masa gaseosa. La explosión siempre significa un momento de quiebre con las condiciones anteriores ya que representa un shock o cambio drástico en las mismas. Debido a que las explosiones son eventos de generación abrupta y repentina, se generan por consiguiente ondas de presión que implican un movimiento más o menos desordenado que puede alcanzar grandes distancias. Al mismo tiempo, las explosiones siempre se caracterizan por el aumento de temperatura de manera drástica.

Las explosiones siempre son generadas por causas específicas, aunque estas pueden ser naturales o artificiales. En el primer caso estaremos hablando de explosiones que se dan de manera espontánea en ambientes no dominados por el hombre, mientras que en el caso de las explosiones artificiales, es el ser humano quien juega un rol central. Ejemplos de explosiones naturales que se dan de manera espontánea en el ambiente pueden ser las explosiones volcánicas o las de géiseres.

Las explosiones de tipo artificial, es decir, las generadas por el hombre, pueden ser químicas, nucleares, eléctricas o mecánicas. Estas explosiones siempre requieren un elemento que actúa como el explosivo y que desencadena la combustión así como también el shock explosivo ante determinadas características. En este sentido, la pólvora es uno de los explosivos químicos más utilizados, mientras que las corrientes de energía pueden generar explosiones eléctricas, entre otros ejemplos. Los explosivos nucleares son hasta el momento los más poderosos ya que aún siendo utilizados en muy pequeñas cantidades logran mayor alcance que cualquiera de las otras posibilidades.

Cuando se habla de explosión en un sentido figurado, se hace referencia a los eventos de crisis que puede tener una persona ante determinadas circunstancias. La presión de sentimientos opresivos y negativos tales como la angustia, la ansiedad, la ira, la desesperación y la impotencia pueden combinarse o tomar tal magnitud que el individuo entra en crisis y ‘explota’ de manera abrupta y violenta. Muchas veces, los residuos de estas explosiones en términos de conducta humana pueden llegar a perjudicar seriamente a quienes las sufren así como también a terceros.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"