Definición ABC » General » Espacio rural

+

Definición de Espacio rural

El concepto que nos ocupa en esta reseña está compuesto por dos términos de uso recurrente, espacio, que refiere a un sitio o lugar, y por otro lado rural, palabra con la cual se denomina a todo aquello propio o relativo al campo y sus labores.

Territorio no urbano, situado en las afueras de la ciudad y en el cual se llevan a cabo preeminentemente actividades económicas primarias

Entonces, en nuestro idioma denominamos como espacio rural a aquel territorio no urbano que forma parte de la superficie terrestre o que es parte de un municipio y por sus características físicas no puede ser clasificado como un área típicamente urbana.

En tanto, este tipo de zonas se encuentran especialmente destinadas para la realización de actividades agropecuarias, agroindustriales, extractivas, de conservación del ambiente y de silvicultura (cultivo o explotación de bosques), entre otras.

Esto, por supuesto, no implica que en este tipo de espacios no se lleven a cabo otras actividades o que se destinen a otros usos como ser: residenciales, de transporte, industriales y de servicios, sin embargo, como se trata de regiones que resultan sumamente aptas, con una tendencia absolutamente natural para el desarrollo de las mencionadas actividades agrícolas, de campo y pastoreo, es que a las mismas, mayormente, se las reconoce y vincula con este tipo de asuntos.

Características

Entre las características distintivas, por caso, debemos mencionar una concentración menor de población respecto a la que existe en las zonas urbanas y la producción de bienes primarios. Ambas cuestiones generan que en estos lugares la gente disponga de una idiosincrasia muy particular y característica, que no se parece en nada a la que existe en las metrópolis, al contrario, se ve enfrentada a ésta última en muchas condiciones; y por otro lado disponen de una organización económica propia, es decir, al ser productores primarios consumen aquello que producen, mientras que en las grandes ciudades se consume lo que en los espacios rurales se produce…

Ecoturismo y turismo rural

De todos modos, existen otros tantísimos usos de estos grandísimos espacios naturales, por ejemplo, en los últimos años el ecoturismo y el turismo rural han logrado imponerse como una alternativa a la tradicional vacación y entonces, muchas de las empresas que ofrecen este tipo de turismo se trasladaron al espacio rural para llevarlo a cabo, o también, la gente originaria de estos lugares les ha encontrado la vuelta como negocio además de constituir su lugar de residencia.

Una de las características distintivas de este tipo de espacios es que no se trata de un paisaje uniforme, sino todo lo contrario, en los espacios rurales nos podemos encontrar con, campos cerrados (presentan divisiones entre las parcelas como consecuencia de decisiones individuales sobre los tipos de cultivo y el aprovechamiento), campos abiertos (no se encuentran divididos como los anteriores), con variantes intermedias, entre los anteriormente mencionados, siendo todas estas variaciones producto de condicionamientos tanto naturales como históricos y jurídicos.

Por otra parte, muchos de estos espacios rurales se encuentran bajo protección gubernamental con la excusa de tratarse de áreas que presentan una flora, una fauna y recursos únicos que no pueden quedar librados al azar y a las a veces manos irresponsables del hombre que los avasalla con sus decisiones y acciones.

Voces a favor y en contra de la vida en el campo

Frente a la vida en estos lugares rurales existen dos posturas bien contrapuestas, por un lado están aquellos que aman la vida de campo, la destacan por la naturalidad y la cercanía con la naturaleza que propone, la tranquilidad, y por hacer que sus pobladores desarrollen una actividad diaria menos adictiva y veloz que la que se propone en la vida urbana.

Ahora bien, del otro lado de la vereda están aquellos a los que el campo y la naturaleza no gusta para nada, y menos la tranquilidad que emana de allí, y entonces no querrán pasar ni un segundo allí, prefiriendo en cambio todas las bondades de consumo, de actividades, y de frenesí que se ofertan en las metrópolis.

Generalmente a la gente nacida en el campo le cuesta aclimatarse al ritmo de la gran ciudad y viceversa, al cosmopolita le resulta muy dificultoso aceptar esa parsimonia que caracteriza al campo.

Pero no podemos soslayar que en el medio hay personas que por diversas experiencias personales deciden optar por una vida más natural y tranquila y así es que deciden asentarse en este tipo de lugares en donde ello abunda.

 
 
 
Temas en Espacio rural
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48496 fans
  • Twitter
    2245
  • Google
    327
  •