Definición ABC » General » Enajenación

+

Definición de Enajenación



El concepto de enajenación dispone de varias referencias que estarán en estrecha vinculación con el contexto en el cual se use el término.

En el Derecho, la enajenación supone la transferencia de un derecho real desde un patrimonio a otro. Por ejemplo, cuando alguien le vende una casa a otro estará incurriendo en una enajenación de ese bien.

Este sentido del término no es tan empleado en el lenguaje corriente sino que es más frecuente que nos encontremos con el uso de uno de sus sinónimos, transferencia, para dar cuenta de la acción y el resultado de vender algo. Lo opuesto a la enajenación en este sentido sería la compra.

Por otra parte, en materia de psicología, la enajenación implica la pérdida de la cordura, o sea, la demencia, la locura de alguien. Quien se halla en esta situación, por ejemplo, no podrá desenvolverse civilmente con la libertad que lo hace cualquier otra persona, dado que se lo considerará no apto y por ello deberá ser guiado por un tutor, que tendrá la misión de examinar cada uno de sus pasos. Además, en materia penal, no podrá hacérsele cargo al enajenado de nada, porque no es responsable de los actos que comete.

Cabe destacarse que la enajenación es una patología mental permanente en quien la padece, es decir, no es que puede desaparecer. A partir del siglo XIX se la reconoce como enfermedad mental.

Entre los sinónimos más populares para esta referencia nos encontramos con el de locura, que también dispone de un uso más extendido que el concepto de enajenación. Cuando alguien pierde la razón, es más común que digamos que padece de locura. Mientras tanto, la palabra que se contrapone es la de cordura.

Por otra parte, la palabra enajenación es muy usada en el lenguaje corriente para indicar la distracción o la falta de atención que presenta un individuo respecto de algo o de alguien.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"