Definición ABC » General » Egoísmo

+

Definición de Egoísmo

Interés y amor exacerbado que una persona tiene por sí misma

egoismoLa palabra egoísmo supone el amor por demás exagerado que una persona siente por sí misma y que entonces, por esta razón, le hace atender desmedidamente su propio interés, despreocupándose y desinteresándose casi por completo por los demás, inclusive aquellos más allegados, tal es el caso de amigos, familiares, entre otros.

 

Desinterés por el prójimo

La persona egoísta, tal como se denomina a quien padece este tipo de conducta o comportamiento, no se interesa para nada por lo que le ocurre a su prójimo sino que se conduce por su absoluta conveniencia y está dominada por la individualidad, es decir, no dispone de una conciencia colectiva ni mucho menos altruista, jamás pensará en los otros, lo que necesitan, lo que les haría bien, sino que esos pensamientos están únicamente puestos en su persona, o sea, lo que necesita, lo que le hace bien a ella, entre otras cuestiones.

Ahora bien, debemos decir que si bien manifestado en un grado severo el egoísmo jamás es positivo ni bueno para nadie, para el egoísta y para quienes lo padecen, en algunas circunstancias y aspectos es inevitable ser egoísta, dado que en ciertos momentos debemos hacer elecciones, y por supuesto pensar especialmente en nuestro propio bienestar antes que en el del que está al lado.
De todos modos, ese egoísmo bueno, como podríamos llamarlo, tiene que tener una limitación que es cuando no es exacerbado ni perjudica al prójimo.

Categorías de egoísmo

El concepto de egoísmo proviene de alguna manera del de ego, que según nos indica la Psicología, resulta ser la instancia psicológica en la cual el individuo pasa a ser consciente de su yo y de su identidad propia.
En la vida puede ser que nos encontremos con tres categorías de egoísmo, el psicológico (la conducta del hombre está movida por motivaciones auto interesadas), el ético (las personas ayudan con el objetivo de obtener algún tipo de beneficio por la misma, o sea, la aistencia o ayuda se entiende como un medio para sacar un provecho de la situación) y el racional (la búsqueda del interés propio es el resultado del empleo de la razón).

Altruismo, la contracara

En tanto, podemos mencionar al altruismo como el principal oponente del egoísmo, porque una persona altruista a diferencia del egoísta, se preocupará primeramente por su prójimo, por darles bienestar a quienes lo rodean, llegando a sacrificar, de ser necesario incluso su propio bienestar. Si en una situación de necesidad en la cual se encuentra un grupo compuesto por cuatro personas, por x motivo, se presenta la posibilidad de acceder a algo de comida, y entonces hay uno que rápidamente se hace de su parte, pero hay otro que la cede a favor de los demás será fácil de concluir que el primero es un egoísta y el segundo es una persona altruista.

Inclinación negativa que hay que manejar

De lo expuesto se desprende y es fácil de concluir que el egoísmo no es una inclinación positiva de la personalidad sino más bien todo lo contrario, resulta ser un rasgo negativo y ciertamente molesto, así es como lo lee la mayor parte de la sociedad y entonces, el egoísta, puede terminar sufriendo una gran discriminación y castigo social cuando se reconoce en él esta tendencia.

En algunos casos es difícil de modificar el egoísmo y más cuando ha persistido durante mucho tiempo, ahora bien, en aquellas situaciones que los padres puedan identificar tempranamente esta condición en sus hijos pueden contribuir en su desaparición o minimización inculcándole al niño la importancia de compartir, de la solidaridad, entre otras cuestiones positivas y opuestas al egoísmo.
Fundamentalmente un entrenamiento en lo que respecta a desarrollar la capacidad de compartir con los pares, y mucho más cuando no hay oportunidad de ello, porque por ejemplo el niño es hijo único, es una gran alternativa a la hora de frenar el egoísmo de los niños.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Egoísmo