Definición ABC » General » Ebullición

+

Definición de Ebullición



EbulliciónEn términos generales, a través de la palabra ebullición se refiere a la acción y efecto de hervir algún líquido, por ejemplo, el agua, cuya principal manifestación será la de la producción de burbujas en ese líquido por la directa acción del calor. En el lenguaje corriente o de uso coloquial se suele usar la palabra hervor para referirse a la ebullición, es decir, es el sinónimo más usado para describir esta acción.

Ahora sí, en términos más formales, la ebullición se dice que es aquel proceso físico mediante el cual un líquido pasa de su estado, al estado gaseoso. Dicho cambio o transformación se produce como consecuencia de la temperatura del líquido que alcanzó por la fuerza de una presión determinada lo que se conoce como el punto de ebullición. Se designa con el concepto de punto de ebullición cuando la temperatura de la presión de vapor iguala a la presión que presenta el medio que rodea al líquido.

La ebullición, además, es considerada como el proceso inverso, contrario al proceso de condensación, que se da cuando una sustancia gaseosa pasa al estado líquido, en tanto, aunque muy frecuentemente suelen usarse indistintamente ambos conceptos, la ebullición nada tiene que ver con la evaporación, son sinónimos, porque básicamente la evaporación implica un proceso de sucesión paulatina y no requiere del calentamiento de toda la masa como si lo demanda la ebullición para que esta se produzca.

Como mencionábamos más arriba, el agua es el elemento que más comúnmente convertimos a estado gaseoso. La misma tiene su punto de ebullición a los 100°C, siempre y cuando se encuentre sufriendo una presión semejante a la del nivel mar.

A mayor altura, la presión atmosférica disminuye y entonces el agua requerirá de una menor temperatura para alcanzar el punto de ebullición. Y cuando el agua hierve, la temperatura, ahí mismo, dejará de aumentar, generándose una rápida evaporación.

Por otra parte, el término de ebullición suele usarse para describir o referir el estado de agitación que atraviesa una persona o un grupo, como consecuencia de algún acontecimiento con consecuencias, tanto negativas como positivas. Por ejemplo, la supresión de algunos derechos laborales puede provocar un estado de ebullición entre los empleados afectados por esta medida, en tanto, el triunfo de un equipo en algún deporte puede despertar una ebullición alegre entre los simpatizantes e hinchas del mismo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Ebullición