Definición ABC » General » Dilema moral

+

Definición de Dilema moral

La palabra dilema puede referirse a aquella disyuntiva y obligación que puede presentársele a una persona y que implica que deba decidir entre dos opciones, con todas las cuestiones que subyacen a esto, que puede ser tener que optar por dos cuestiones o alternativas que son parecidas y beneficiosas…

Disyuntiva que se le presenta a alguien entre dos alternativas, que la llevan a optar por una pero normalmente implica el comienzo de nuevos conflictos

Y también dilema define a aquel argumento que está conformado por dos proposiciones contrapuestas, de modo que negativa o positiva, cualquiera de las mismas, demostrarán lo que se intenta probar.

En tanto, un Dilema Moral es una narración breve pero presentada a modo de historia, en la cual se plantea una situación posible de suceder en la realidad cotidiana pero que resulta ser conflictiva desde el punto de vista moral, entonces, por tanto, se les solicitará a los oyentes o espectadores de la misma, que proporcionen, ya sea una solución razonada de la situación, o en su defecto un análisis de la solución escogida por el individuo protagonista de la historia conflictiva.

Casi como una máxima, la situación será presentada como una elección disyuntiva, porque el protagonista se encuentra ante una decisión importantísima que tomar, ante la cual solamente existen varias soluciones posibles, las cuales entrarán en conflicto unas con otras, o sea, si se elige A y no B, o si se elige a C en vez de A y B. El protagonista se encuentra frente a una absoluta e inevitable situación conflictiva.

Normalmente en los dilemas morales, cualquier decisión que se decida asumir para evitar un mal por ejemplo, generará al mismo tiempo otros conflictos.

Este tema ha estado presente en el consciente e inconsciente del ser humano desde tiempos inmemoriales, en tanto, con el correr de los años, del progreso y la evolución en diversos campos es que se han desarrollado las diversas guías éticas que asisten a los profesionales de un área, por ejemplo, en la disyuntiva moral que se pueda despertar frente a un asunto.

Por supuesto que la capacidad de resolver y dilucidar estos dilemas hablará de la capacidad de resolución de la persona que los sufre y asimismo de su sabiduría.
No todas las personas disponen de una habilidad para hacerlo, entonces, en aquellos que sí disponen de esta inclinación suele tomarse como una gran condición a su favor.

Aplicación

Por ejemplo, se planteará un dilema moral si sucede la siguiente situación…en el recreo de la escuela, un amigo nuestro rompe el vidrio de la sala de profesores, tras el suceso y sin que nadie se haga responsable del hecho, el director de la escuela nos reúne para pedir que aclaremos la situación y que quien fue el responsable admita su equivocación, caso contrario, la clase por completo será objeto del castigo…si nosotros le confesamos al director que Juan rompió en efecto el vidrio sentiremos que lo estaremos traicionando, pero si no lo hacemos todos sufriremos un castigo que no nos merecemos.

El dilema moral resulta ser una excelente alternativa a la hora de tener que enseñar a los niños la elaboración de un criterio ético, al mismo tiempo que resulta ser de gran ayuda en la toma conciencia de la jerarquía de valores.

Tipos de dilema moral

En tanto, existen dos tipos de dilemas morales, los dilemas morales hipotéticos (plantean problemas abstractos a los que difícilmente se les encuentre un correlato en la vida real. Generalmente proceden de la literatura, de los medios de comunicación masivos, o de la propia imaginación; la principal desventaja que ostentan es la falta de identificación que suponen) y los dilemas morales reales (presentan situaciones conflictivas extraídas de la vida diaria y al estar basados en hechos reales y cercanos se ve favorecida la identificación con los mismos, por supuesto estos resultan ser los más efectivos a la hora de tener que realizar enseñanzas como las que hablábamos).

Si bien no existe una fórmula concreta y exitosa a la hora de tener que resolver un dilema moral debemos decir que el criterio que habitualmente se aplica ante estas situaciones es la de elegir aquella opción que implica el mal menor.
Así es que vender una casa en la cual a pesar de estar cómodos y queremos permanecer, pero no podemos pagar porque los gastos de mantenimiento de la misma han aumentado es la mejor alternativa, o sea el mal menor entre perder la casa por las deudas y venderla, con el dolor que ello nos genera, es lo mejor.

 
 
 
Temas en Dilema moral
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48662 fans
  • Twitter
    2257
  • Google
    349
  •