Definición ABC » General » Criterio

+

Definición de Criterio



El criterio es la norma, regla o pauta, que determinada persona seguirá para conocer la verdad o falsedad de una cosa o cuestión. Por ejemplo, en el caso que yo me disponga a llevar a cabo la decoración de mi casa nueva, decidiré escoger como regla o pauta para llevar a cabo la misma una cuestión histórica, es decir, me guiaré por los patrones que en decoración imperaban en determinada época, como la década del cuarenta. Entonces, llevaré a cabo la decoración siguiendo estrictamente las propuestas y buscando los representantes más característicos: escritorios, camas, sillones, mesas, etc.

El criterio, entonces y ante todo, debe ser concebido como la capacidad o facultad de la cual disponemos los seres humanos, sin excepción; la cosa luego pasa por quienes deciden utilizarla, ponerla en práctica e ir moldeándola con el correr del tiempo y las experiencias y que nos permite, por un lado, comprender las cosas, y a la vez formarnos una opinión acerca de esas mismas cosas.

Y así como sucede con la personalidad o el carácter, el criterio, cuando sea necesario de ser aplicado, no en una cuestión tan trivial o frívola como la que expusimos de la decoración de una casa, sino en aquellas inherentes a la moral, dependerá en gran medida de las enseñanzas y de las vivencias de la persona que son en definitiva las que también contribuyeron a su formación.

Así, el criterio moral constituye un verdadero eje para la correcta disposición de la sociedad, así como se la considera el real fundamento, en muchas ocasiones, de las leyes y el ordenamiento jurídico de un Estado o una nación. La falta de uniformidad de criterio favorece la aparición de contradicciones y malas interpretaciones. De este modo, si la constitución de un país habilita el libre tránsito de sus ciudadanos dentro de sus fronteras, los factores que impiden el regulado ejercicio de ese derecho no pueden ser avalados por otra normativa de menor jerarquía, ya que entrarían en contradicción por diferencia de criterios.

Por otra parte, la aplicación de criterios representa un recurso muy utilizado en la actualidad en las ciencias de la salud. Algunas enfermedades muy complejas o con síntomas muy variables entre los distintos enfermos son verdaderos desafíos para el diagnóstico. Por lo tanto, en consensos de expertos de todo el mundo se proponen verdaderos criterios diagnósticos, que deben cumplirse en una mínima proporción para considerar que la enfermedad está presente. Un buen ejemplo es el síndrome de intestino irritable, llamado aún popularmente “colon irritable”, en el cual las manifestaciones son muy versátiles; a tal fin, un grupo de investigadores reunidos en Roma propusieron “criterios” para definir a la afección. Tras sus sucesivas modificaciones y perfeccionamientos, hoy día se los conoce como criterios de Roma III.

De la misma forma, la interpretación plástica del reglamento de un deporte depende del criterio personal e instantáneo de los jueces. Es lo que ocurre con el contacto del balón con la mano de los futbolistas, en el cual el árbitro debe aplicar su criterio para concebir si se trata de un acto intencional (en consecuencia, a ser penado) o bien de un hecho fortuito producto del azar del movimiento.

Como vemos, el criterio aparece en la vida de todos los días, en formas variadas y llamativas, por lo que no debe sorprendernos esta gran amplitud de ideas a la hora de definirlo.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"