Definición ABC » General » Creencia

+

Definición de Creencia



Qué es la creencia y qué nos lleva a creer en las cosas

Una creencia es aquello en lo que creemos fielmente o también puede ser la opinión que alguien dispone en relación algo o alguien. Estos son los dos usos que le atribuimos a este concepto en nuestra lengua.

Lo que creemos acerca de las cosas normalmente nos surge de la experiencia adquirida en la vida y que entonces hace que creamos que tal cosa se produce por esto o por aquello, o que es el resultado de tal accionar. Pero también lo que elegimos creer sobre algo o alguien puede estar determinado por la influencia que hayamos recibido de un modelo cercano.
Es, decir, si nuestra madre nos dice todo el tiempo cuando somos chicos que la pelea nunca conduce a nada y que por el contrario debemos inclinarnos por el diálogo para resolver las cosas, entonces, tenderemos a creer que los problemas solamente se resuelven a través de la charla, convirtiéndose en una férrea creencia. Así muchas veces surgen las creencias que se vuelven indestructibles a lo largo de la vida.

Por otro lado, también resulta ser habitual que creamos en aquellas cosas que nos suenan coherentes o que siguen una lógica, y por el contrario no lo hacemos en aquellas que nos parecen disparatadas o carentes de sentido común. O sea, que si alguien, por más confianza que tengamos en él nos dice que ha caído una vaca del cielo, seguramente, no le creamos porque no nos está diciendo algo lógico, una vaca no puede caer porque sí, de pronto del cielo, jamás.

Entonces, en términos generales, una creencia refiere a la certeza que un individuo tiene acerca de una determinada cuestión. Pero también, una creencia será aquello en lo cual se cree fervientemente, una ideología, una doctrina religiosa, una personalidad, entre otros.

La creencia es algo así como un modelo, generalmente basado en la fe, creado por nuestra mente, el cual luego por la interpretación deviene en un contenido cognoscitivo de un hecho concreto o abstracto, el cual no presentará una demostración absoluta y ni siquiera tampoco se le exigirá un fundamento de tipo racional que lo explique, pero que aún ante esta situación de carencia de comprobación, tiene serias y ciertas chances de remitir a una verdad.

Creencias colectivas

Históricamente, los individuos se han congregado y agrupado alrededor de un conjunto de creencias, idealizando muchas veces a estas, compartiéndolas y constituyendo de esta manera lo que se dice un entramado cultural y social que será aquello que los identifica y les imprimirá una identidad. Cuando las creencias son generalizadas, establecen lo que se llama dogma y definen así la moral necesaria para poder pertenecer o no a ese grupo que defiende un tipo de creencias.

Obviamente si una persona no manifiesta las mismas creencias que defiende el grupo al cual pertenece o quiere pertenecer, seguramente, será discriminado en muchas oportunidades a causa de ello, no dejándoselo emitir opiniones, o directamente no se lo aceptará para que ingrese al grupo en cuestión porque se considerará que no será capaz de defender con uñas y dientes las creencias que postulan la mayoría.

creencia

La fuente o lo que da origen a una creencia puede darse de dos maneras, externa, cuando el origen son explicaciones dadas por la gente para comprender determinados fenómenos o bien internas, cuando surgen de las propias convicciones y pensamiento de una persona.

Tipos de creencias

Si bien la siguiente distinción no es formal, nos podemos encontrar con tres tipos de creencias: las opiniones, las ideologías y las religiosas.

Las primeras están sometidas a criterios racionales, los cuales justificarán su verdad o no, las segundas, fundamentadas principalmente en la constitución de la identidad que tenga el grupo social que las sostiene y las últimas, las religiosas, cuyo fundamento se encuentra por fuera del mundo cognoscitivo y de la propia experiencia y que surgen de la revelación divina o autoridad sagrada.

También, podemos hablar de creencias cerradas o abiertas, las cerradas, entre las que se incluyen las políticas, religiosas, esotéricas, mitos, leyendas y supersticiones, solo permiten discusión o contraste por cierta clase de personas, elegidas por autoridad, afinidad y las abiertas, como ser las científicas, pseudocientíficas, históricas, conspirativas, admiten discusión por cualquier persona que se adhiera al modelo de análisis lógico que se propone.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Creencia