Definición ABC » General » Clásico

+

Definición de Clásico



clásico Se utiliza el término ‘clásico’ como parámetro para caracterizar elementos, situaciones o creaciones del hombre que pueden remitir a una época en particular (aquella de la Antigüedad clásica o grecorromana). Este término se utiliza también para hablar de situaciones que siguen los parámetros de la tradición y que son fácilmente descriptibles en cuestión de elementos o características por respetar siempre los mismos caracteres.

Por su parte, la etapa clásica por excelencia de la historia humana es aquella que se caracterizó por el predominio de las culturas griegas y romanas. Los intereses por la racionalidad, la perfección, lo sublime, la delicadeza, la belleza, la mesura y otras características dieron vida a estas culturas para ser luego retomadas en el Renacimiento y la Modernidad como representantes más importantes del clasicismo. Desde entonces, el término clásico se relacionó con las reminiscencias a estas épocas. El pensamiento clásico será entonces, por ejemplo, el pensamiento que represente los valores predominantes en esa antigüedad.

Por otro lado, el uso de la palabra clásico puede hacer también referencia a aquellos fenómenos, personas o elementos que se caracterizan por el respeto a la tradición y a los parámetros establecidos por ella. En este sentido, un claro ejemplo de esto puede ser el ballet clásico o la música clásica, referentes más claros de la tradición moderna del Antiguo Régimen (formas gobernantes previas a la Revolución Francesa). Utilizado en este sentido, el término clásico da mayor idea de estructura, solemnidad y rigidez que la anterior.

Clásicos de la literatura

Además, también se considerará como un clásico a aquel autor u obra de arte cuando cuenta con una gran importancia e influencia sobre el posterior desarrollo artístico en el área en el que corresponda. Es decir, se la considera como un modelo dignísimo de imitación por cualquier tipo de manifestación artística y a través del tiempo.

También, un evento, un personaje o una obra como recién decíamos pueden ser clásicos si se lo considera de gran importancia e influencia en su rubro. Que un autor sea clásico, que un partido de fútbol sea un clásico, o que una expresión sea clásica de determinada época, significa en todos los casos que comporta o comportó relevancia y aceptación, marcando el período y estableciéndose como parámetro ejemplar del mismo.

En el ámbito de la literatura es posible que nos encontremos con un sinfín de libros que con el tiempo, por la singularidad que ostentan y la repercusión conseguida se convirtieron en clásicos. A los clásicos además de continuar editándolos una y otra vez ha sido una constante que se los adapte a otros formatos para su difusión, por ejemplo, el cine, el teatro, y hasta la más nueva televisión, han albergado entre sus contenidos a grandes clásicos de la literatura mundial.

Uno de los casos más célebres lo constituye sin dudas la obra romántica Romeo y Julieta del autor inglés William Shakespeare.

Romeo y Julieta ha sido uno de los clásicos más re versionados de la historia. En el cine y en el teatro se lo ha abordado desde el punto de vista clásico propuesto por Shakespeare hasta versiones realmente innovadoras, que tomando el corazón de la historia se animaron a presentar una apuesta totalmente diversa desde la puesta en escena y el tiempo, pero que conservan la magia intacta de la historia.

Cabe destacarse que justamente una de las cualidades de un clásico para convertirse en tal es la de resultar atemporal y volviendo al ejemplo de Romeo y Julieta, sin lugar a dudas, se trata de una historia que más allá de haberse contado en un tiempo histórico determinado bien puede trasladarse a otro diferente sin perder su esencia y sentido.

Clásicos de deporte

En el deporte es en otro ámbito donde lo clásico suena fuerte y constantemente dado que se usa muchísimo para hablar, denominar a aquellos enfrentamientos que se dan entre jugadores, equipos que disponen por x circunstancia de una rivalidad que se ha vuelto tradicional y que como tal suscita una gran atención por parte del público en general, ya sean seguidores o no de los equipos o deportistas involucrados.

En el fútbol, por ejemplo, es donde más se ve esta cuestión ya que existen partidos de fútbol que involucran a dos equipos con una larga historia en común y por ende despiertan mucha expectativa cuando se enfrentan. Boca y River, River y Boca, son los dos equipos más importantes del fútbol de Argentina y cada vez que les toca jugar en el marco de algún torneo la atención e interés que generan es mayúsculo. Las entradas para ver el partido en la cancha se agotan, los índices de audiencia de la transmisión televisiva del partido alcanzan números realmente increíbles, entre tantísimas cosas.

Más allá del fútbol y de los deportes colectivos, hay deportes individuales, como el tenis, que también desencadenan clásicos a partir de por ejemplo una fuerte rivalidad entre dos tenistas.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"