Definición ABC » General » Causa

+

Definición de Causa



causa La palabra “causa” se emplea en referencia a un sistema u orden de cosas compuesto por al menos dos elementos en donde A es causante de B, según el funcionamiento lógico de dicho orden. A esto se le llama una relación causal o de causalidad entre ambos ítems: A es causa de B, o B es un efecto de A. En la mayoría de los casos, es necesario que A ocurra para que también B tenga lugar. En otros, si B no ocurre tampoco puede acontecer A.

La relación de causalidad es muy estudiada en las ciencias naturales, en donde se afirma que “todo lo que sucede en el mundo natural tiene una causa”. Por ejemplo, a menudo en la investigación sobre fenómenos o desastres naturales, como parte de la cual se busca establecer un orden en el que la aparición de ciertos síntomas o señales pueden ser interpretados como advertencias causales a los efectos de anticipar una tragedia. Esto ocurre también en la física, donde el seguimiento de las relaciones causales es considerablemente más minucioso desde el punto de vista de que al tratarse de situaciones o escenarios con un alto grado de predictabilidad, la ocurrencia de la causa siempre precede al efecto.

En ocasiones, es prudente acotar que existen fenómenos en la naturaleza en que la relación causa-efecto es modulada por factores denominados concausas. Un ejemplo interesante consiste en la acción del tabaco en términos de la aparición de cáncer de pulmón; si bien el consumo de tabaco es una nítida causa y el tumor es su efecto directo, la presencia de ciertos factores puede incrementar la probabilidad de que el hecho ocurra (predisposición genética, por ejemplo) o bien reducir este riesgo (¿antioxidantes?).

Pero una causa puede ser hallada en las ciencias sociales o en disciplinas no relacionadas con las “ciencias duras”. La causalidad es motivo de profundos análisis por parte de la estadística y el marketing, que pretenden establecer las razones por las cuales, por ejemplo, un consumidor adquirirá determinado producto luego de ver una publicidad, o bien, predecir la evolución de las acciones financieras. En estadística, por ejemplo, se acepta que un hecho puede ser causa de otro proceso en determinadas condiciones de probabilidad; para ello se dispone de complejos cálculos y operaciones que, si bien nunca tienen una certeza del 100%, permiten aproximarse a definir una relación causal en forma más o menos exacta.

En la sociología también busca entenderse la causa de los fenómenos sociales de masas; por ejemplo, la adhesión o rechazo a una figura política, el crecimiento de una nación, o la caída de un régimen sociopolítico. En estos casos, el descubrimiento de las causas es quizá un poco menos preciso, debido a que la probabilidad desempeña un papel muy acentuado y a la enorme influencia de las concausas, dada la complejidad de la sociedad.

Entre los conceptos ligados a la idea de causa está la Teoría del dominó o el Efecto bola de nieve, que sugiere que la ocurrencia de un determinado factor de diversa índole conducirá a la replicación de una misma acción en entornos similares. Por ejemplo, se emplea esta teoría para explicar por qué si un país apoya una determinada ideología o sistema político, es probable que otros de su área también la adopten. Esta hipótesis también permite aclarar el motivo por el cual un detonante aparentemente sencillo puede precipitar una serie de grandes cambios en un tiempo más o menos reducido. Incluso el “efecto bola de nieve” ha sido utilizado para explicar como una pequeña variación que parece atribuida al azar puede dar lugar a fenómenos muy complejos y desequilibrantes para la sociedad y la vida cotidiana.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Causa