Definición ABC » General » Atracción

+

Definición de Atracción

El concepto que nos ocupa a continuación dispone de un variado y extendido uso en nuestro idioma con lo cual lo solemos usar muy comúnmente para referir diversas cuestiones y situaciones.

Acción de atraer a algo

AtracciónEn términos generales se dice que la atracción es aquella acción de atraer a algo, ya sea una cosa, o en su defecto a una persona. Sin lugar a dudas la atracción es una de las acciones más típicamente humanas y que las personas desplegamos con la misión de lograr algún objetivo en concreto. Cuando queremos algo, conseguir algo, desarrollaremos una serie de estrategias para lograrlo y así atraer ese objeto en cuestión hacia nosotros.

 

Fuerza para atraer

También, cuando hay algo que dispone de fuerza para atraer, se dirá que el mismo posee poder de atracción. Por ejemplo, “la atracción de la luna es lo que provoca las mareas”.

Acontecimiento o persona que despierta interés o simpatía en el resto

Por otra parte, cuando hay algo, alguna cuestión, acontecimiento o persona que entre una amplia mayoría despierta interés o simpatía, se habla del mismo en términos de atracción. Por ejemplo, “la presencia del director Woody Allen en la apertura del Festival de cine de Berlín, sin dudas, marca una atracción especial para la crítica y los asistentes”.

Y asimismo, a aquellos espectáculos variados que forman parte de un mismo programa de tevé o de una obra de teatro se los denomina como atracción. Es decir, “el número del Payaso Firulete es la atracción más importante con la cual cuenta el circo Mágico que se estará presentando este fin de semana en la ciudad”.

Atracciones turísticas: lugares que los turistas desean visitar por el valor cultural, histórico o paisajístico que presentan o por la aventura y la diversión que reportan

En esta misma dirección, el concepto de atracción se usa muchísimo en el plano turístico para referirse a aquellos lugares de interés que los turistas desean visitar por el valor cultural, histórico o paisajístico que presentan o también por la aventura y la diversión que proporcionan.

Sin lugar a dudas estas llamadas atracciones turísticas son muchas veces el gancho que encuentra el turismo y su industria para atraer a sus ciudades más y más visitantes. Porque claro, mayormente, el turista, a la hora de programar su viaje de placer suele elegir aquellos lugares del mundo en el cual existe una gran cantidad de atracciones de este estilo.

Debemos decir además que aquellos países que disponen de grandes atracciones suelen utilizarlas como “anzuelos” a la hora de atraer al turismo foráneo que tras su paso dejará en las arcas del estado y en la economía del país suculentos dividendos.

La Torre Eiffel en París, la Estatua de La Libertad en New York, el Coliseo en Roma, el Barrio Chino en Estados Unidos, los carnavales de Venecia, son algunos ejemplos de atracciones turísticas.

Capacidad que ostenta una persona a la hora de atraer el interés sexual del sexo opuesto y de quienes pueden convertirse en su pareja

Por otro lado, el término atracción se encuentra frecuentemente vinculado al sexo y es por esto que cuando oímos hablar de atracción indefectiblemente antes que nada pensemos en la atracción sexual, más que en cualquier otra tipo de atracción como las mencionadas anteriormente, por ejemplo.

La atracción sexual, tanto en humanos como en animales, aunque especialmente en los primeros, consiste en la capacidad que ostenta una persona a la hora de atraer el interés sexual del sexo opuesto y de quienes pueden convertirse en su pareja. En tanto, debemos indicar que la misma dependerá de una infinidad de factores y obviamente lo que a uno le resulte atractivo sexualmente hablando, para otro puede no serlo en lo absoluto.

Generalmente sí existen algunas cuestiones que tienden a despertar la atracción del sexo opuesto, en el caso de los animales, pueden ser las plumas brillantes o las crestas de algunas especies de pájaros. Y por el lado de los humanos también hay convenciones en materia de atracción y también se encuentran relacionadas más que nada al tema físico.

La influencia de los sentidos

El primer encuentro dependerá en gran medida de la percepción de cada sentido, la vista, la audición, el olfato, el tacto y el gusto. De haber compatibilidad en casi todos es más que seguro que los dos individuos lleguen a concretar el acto sexual. Obviamente esta cuestión determinante de los sentidos se erigirá de esta manera crucial tan solo al comienzo de una relación, obviamente, tras eso entrarán en juego otras cuestiones como por ejemplo, los sentimientos, la inteligencia, los proyectos en común, entre otras cuestiones.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Atracción