Definición ABC » Economía » Fisiocracia

+

Definición de Fisiocracia



La Fisiocracia, también denominada Fisiocratismo, es un sistema económico propio del siglo XVIII que se destacó por atribuirle exclusivamente a la naturaleza el origen de las riquezas, considerando a la agricultura la principal actividad económica y productora de las mismas.

Asimismo, se designa como Fisiocracia a la escuela de pensamiento económico, fundada en Francia en el siglo XVIII por los economistas franceses: Anne Robert Jacques Turgot, barón de Laune, François Quesnay y Pierre Samuel du Pont de Nemours.

De acuerdo a esta escuela, el buen funcionamiento económico de una nación estaría garantizado sin la intervención de gobierno alguno y si se halla estrictamente basado en la agricultura, porque según estos pensadores, solo en las actividades agrícolas la naturaleza posibilita que el producto obtenido sea mayor que los insumos empleados en el proceso de producción, produciéndose de esta manera un excedente económico. La fisiocracia, directamente, consideraba estériles propuestas como la manufactura y el comercio, en los cuales la incautación resultaría insuficiente para reponer los insumos utilizados.

Cabe destacar, que el sistema propuesto por la Fisiocracia queda resumido en el concepto de laissez faire, popular expresión francesa que refiere dejad hacer, dejad pasar, expresando la completa libertad de la economía, es decir, libre mercado, libre manufactura, bajos o nulos impuestos, libre mercado laboral, mínima intervención del gobierno.

La principal causa por la cual surge la fisiocracia es como reacción intelectual a la concepción político económico imperante que mandaba: mercantilista e intervencionista. Los fisiócratas, tal como se denomina a quienes profesan su apego a la Fisiocracia, creen que la participación de intermediarios en las etapas del proceso del proceso de producción y distribución de los bienes atenta contra el nivel de prosperidad y producción económica. Y la otra pata fundamental del pensamiento fisiócrata es la creencia en que la riqueza de una nación procede absolutamente de su propia capacidad de producción y no de las riquezas acumuladas a instancias del comercio internacional.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"