Definición ABC » Economía » Fábrica

+

Definición de Fábrica



Entendemos por fábrica al establecimiento que es especialmente diseñado y construido para que se desarrolle adentro suyo la fabricación de diverso tipo de productos y elementos que serán luego consumidos por un tipo particular de público. La fábrica como tal es una creación propia de la Revolución Industrial, viéndose los primeros ejemplos de ellas en el Londres de la segunda mitad del siglo XVIII, como también luego en muchas otras ciudades europeas y del mundo. La fábrica se maneja a partir de la noción de la producción masiva a diferencia de los talleres artesanales, así como también con una mano de obra externa y no familiar.

Las fábricas han sido siempre vistas como espacios poco agradables para el ser humano. Esto es así porque en sus principios, las fábricas eran poco salubles, oscuras, húmedas, lugares en los cuales malones importantes de obreros se reunían a trabajar día y noche sin parar. Las primeras fábricas de la historia fueron aquellas que tuvieron que ver con las actividades favorecidas por los primeros impulsos industriales: las textiles, las energéticas, las constructoras, etc. Luego, con el paso del tiempo y la evolución del consumo mundial fábricas de otros rubros como alimenticios, de electrodomésticos, de automóviles o incluso de servicios también comenzaron a aparecer.

A partir del siglo XX, las fábricas se volvieron más complejas luego del establecimiento de la producción en cadena, aquella que suponía que cada obrero debía realizar una mínima parte del ensamblado o del proceso productivo de manera continua y acelerada con tal de minimizar la inversión de tiempo y maximizar las ganancias.

Por lo general, la fábrica tiene que ser siempre un establecimiento de importantes dimensiones y esto tiene que ver más que nada con el hecho de que para que su producción sea realmente importante, es necesario que la misma sea abundante, que se empleen a numerosos obreros, que se monten diferentes tipos de cadenas y secciones de ensamblado, etc. Además, normalmente la fábrica es también la sede de las oficinas administrativas, de gestión y dirección de la producción.

Muchas veces, las fábricas son señaladas, también, como las responsables mayores de la contaminación ambiental ya que los residuos que estos establecimientos vierten en el ambiente (ya sea en el aire, en el agua o en la tierra) es siempre contaminante y, para peor, en gran cantidad.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"