Definición ABC » Economía » Depósito Bancario

+

Definición de Depósito Bancario



En el ámbito de la economía y las finanzas, el concepto de depósito bancario es quizás uno de los más comunes y utilizados, no sólo tanto por los especialistas si no también por la gente común y corriente que no tiene necesariamente nada que ver con esas áreas. El depósito bancario es hoy en día algo muy común y los bancos instan a sus clientes (o también a posibles futuros clientes) a realizarlos a través de muchas facilidades y beneficios para el individuo o la institución que decida realizarlo. Como toda entidad capitalista y financiera, el banco también obtiene beneficios económicos a partir del uso de sus sistemas e institución para el abono de servicios, pago de deudas y demás a través del depósito bancario.

En términos prácticos, el concepto de depósito bancario es muy simple de entender. Su mismo nombre lo explica: el depósito bancario es el acto mediante el cual una persona, una institución, una empresa depositan plata, acciones, bonos en el sistema de un banco. Así, el banco recibe esa plata y la redirige a quien corresponda. En el medio de la operación, el banco cobra intereses de diverso tipo por permitir al emisor utilizar su sistema.

Mientras que en épocas pasadas este acto de realizar un depósito bancario era mucho más práctico e incluso literal (uno realmente entregaba dinero a alguien y esa persona recibía y entregaba ese mismo dinero), con la complejización de las sociedades y de los sistemas bancarios y financieros, el depósito que uno realiza puede ser considerado virtual ya que es muy difícil que esa misma plata sea entregada al remitente si no que el banco, a partir del uso de sus reservas, redirige cantidades de dinero particulares a cada caso.

Los depósitos bancarios también pueden realizarse no para ser entregados a un tercero sino para que esa plata sea resguardada por la entidad bancaria, responsable de cuidarla y de entregarla al dueño cuando este así lo decida. Claramente, en este caso también los bancos cobrarán un interés pero también suelen otorgar beneficios dependiendo de cada caso, de la cantidad de plata, del tiempo estimado en que ese depósito se mantendrá en el banco, etc. Los depósitos bancarios pueden ser libres (conocidos como depósitos a la vista) o depósitos a plazo fijo. Mientras los primeros permiten al cliente usar su dinero a gusto y sin restricciones, los segundos establecen restricciones (por ejemplo, que el cliente no podrá utilizar ese dinero por tres meses) pero entregan muchos más intereses, por lo cual una persona acrecienta su caudal depositado porque de este modo le permite al banco utilizar ese dinero para realizar otras operaciones libremente.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"