Definición ABC » Economía » Coste de Oportunidad

+

Definición de Coste de Oportunidad



El concepto de coste de oporunidad (que en algunos lugares puede aparecer como costo de oportunidad) es un concepto que proviene del área económica y que se utiliza en el mundo de las finanzas, de los negocios y de la micro y macroeconomías para hacer referencia a una medida abstracta de inversión a partir de la cual se realizan estimaciones prácticas sobre el manejo del capital que una empresa o un negocio puede tener.

Se considera que el concepto de coste de oportunidad existe desde principios del siglo XX, más específicamente desde 1914, año en que fue inventado por el economista Friedrich von Wieser. Probablemente, el surgimiento de este término o concepto tuviera que ver con la situación económica del contexto que suponía un cada vez mayor acercamiento a la crisis y a la 1era Guerra Mundial.

En términos específicos, el concepto de coste o costo de oportunidad se utiliza en la economía para señalar a aquel costo que significa toda inversión cuando se prioriza una posibilidad ante la otra. Así, el coste de oportunidad representa algo imaginario o ficticio, es decir, aquella inversión que no se realizó para priorizar otra considerada más urgente, más importante, más necesaria, etc. Si bien en un primer momento, la idea del costo de oportunidad podría parecer inútil o poco interesante debido a que se basa en aquello que no sucedió en la práctica, sí gana utilidad cuando se proyecta a futuro cuáles podrían ser los costos de elegir una inversión y no la otra. También sirve para conocer lo que sucedió y cómo esa decisión puede haber beneficiado o no a la empresa, socios, institución, etc.

Por ejemplo, el costo de oportunidad sería elegir entre dos posibles inversiones: colocar un ahorro en una sucursal de una cadena de fast-food o poner un restaurant propio. La elección se realiza obviamente teniendo en cuenta aquello que pueda considerarse más beneficioso: así, esa elección supone un costo de oportunidad porque al haberse elegido se debería medir o tener en cuenta el costo que esa elección (oportuna o no) puede significar para quienes lleven adelante el negocio. En este sentido, es importante dejar en claro que el costo de oportunidad se relaciona con el concepto de rentabilidad ya que es, en definitiva, un elemento más para poder medir la rentabilidad que una elección de inversión tiene sobre el negocio.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"