Definición ABC » Economía » Consumo

+

Definición de Consumo



El término consumo es un término que puede entenderse tanto en sentido económico como también en sentido social. Cuando hablamos de consumo estamos haciendo referencia a la acción de consumir, de comprar diverso tipo de productos o servicios que pueden presentar diferente grado de importancia o relevancia en lo que respecta a nuestra calidad de vida. El consumo tiene que ver con la economía ya que es el factor que alienta el movimiento económico y que le otorga dinamismo. Al mismo tiempo, el consumo es un fenómeno social ya que puede transformarse en un estilo de vida y cambiar significativamente el modo en que los individuos desarrollan su día a día. El consumo también tiene que ver con el gasto, así como sucede con la energía, con un alimento, con un servicio.

La noción de consumo de bienes, productos y servicios se encuentra íntimamente relacionada con el sistema capitalista. Si bien en la historia de la humanidad siempre estuvo presente la noción de consumo, el mismo obtiene un valor o significado especial a partir del momento en que el capitalismo se establece como sistema rector de la sociedad. Esto es así porque uno de los elementos más importantes del capitalismo es la circulación de capitales o dinero a través, justamente, de la compra y venta de productos, es decir, del consumo.

El consumo es lo que sigue a la producción de determinados productos y servicios, siendo el paso final de la cadena económica. De tal modo, a mayor consumo, mayor será la producción y por lo tanto, más dinámica será la economía. El consumo siempre implica la posesión de una determinada cantidad de dinero o capital que se invierte en la compra de un producto o bien (de larga o corta duración, por ejemplo una casa o un alimento respectivamente), y esa compra tiene que ver siempre con la posibilidad de aumentar el nivel de vida de una persona.

Sin embargo, tal como se sabe, las sociedades actuales son definidas como ‘sociedades consumistas’ ya que el parámetro que normalmente se toma para establecer el nivel o calidad de vida de una persona pasa más por la cantidad de bienes que tiene que por la forma en que conduce su vida. Las sociedades consumistas establecen que para que uno pueda sentirse pleno debe consumir de manera constante y casi compulsiva diferentes tipos de artefactos y servicios, haciendo que el consumo sea interminable por el afán de siempre aumentar o mejorar lo que uno ya tiene. Así, se puede decir que el consumo es hoy en día el elemento fundamental de las economías mundiales.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"