Definición ABC » Economía » Consumidor

+

Definición de Consumidor



consumidorEl concepto de consumidor dispone de un uso muy extendido en nuestro idioma y especialmente es empleado a instancias del ámbito de la economía para denominar a aquel individuo u organización que demanda bienes o servicios que ofrece, ya sea un productor o quien provee los mencionados bienes y servicios. Vale mencionarse que esa demanda tiene como motivación la satisfacción de necesidades o en su defecto reemplazar el gasto de energía o daño que haya recibido algún bien.

Entonces, el consumidor que requiere satisfacer cierta necesidad a través de la compra u obtención de determinados productos, deberá llevar a cabo algún tipo de operación económica. Estas operaciones pueden ser muy básicas y simples o extremadamente complejas e involucrar a corporaciones de gran tamaño. Para que exista un consumidor, siempre tiene que haber del otro lado otro ente que provea el servicio (o proveedor) y un producto u objeto que motivará toda la operación.

La aparición de la noción de consumidor está directamente vinculada con el desarrollo de sociedades de consumo y el avance de las nuevas tecnologías que permiten la producción masiva de elementos de todo tipo. Esta producción tiene como objetivo llegar a los individuos de manera accesible y atractiva a fin de obtener los mejores resultados en cada operación. El consumidor entonces se vuelve en el ente a captar por los proveedores, quienes realizan el producto de acuerdo a las necesidades de cada consumidor.

Para muchos teóricos económicos, incentivar el consumo de los individuos que componen una sociedad es un elemento fundamental para dinamizar la economía. De tal modo, se permite que se generen nuevas divisas que serán luego reinvertidas en la producción y estableciendo un importante círculo de compra-venta necesario para todo sistema económico.

Derechos del consumidor

En consecuencia con ese fenomenal avance en la producción de bienes y servicios que se fue dando en los últimos años es que fue necesario que se generase algún canal que velase por los intereses de los consumidores, quienes muchas veces se encontraban desprotegidos ante las inclemencias y falta de bondad de algunos productores o vendedores, en tanto, así es que nació la noción de “derechos del consumidor“.
Así, el derecho del consumo o derecho del consumidor implica un conjunto de normas que surgen del poder público y que están destinadas a proteger al usuario o consumidor de bienes y servicios, otorgándole en la relación con los vendedores, proveedores, una serie de derechos y asimismo de obligaciones.

Vale destacar que el derecho del consumo es una disciplina transversal dentro del derecho y que ostenta elementos tanto del derecho mercantil, civil, administrativo y procesal.

Básicamente, el derecho del consumidor busca establecer y proteger los derechos de cada consumidor a fin de evitar que los proveedores (especialmente cuando de grandes empresas y corporaciones se trate) abusen de su poder sobre ellos de manera inapropiada (por ejemplo, alterando precios, bajando la calidad del producto, no cumpliendo con lo prometido en las etiquetas, no facilitando todos los servicios prometidos al consumidor, no alertándolo de las condiciones generales del contrato, etc.).

Por otra parte, el derecho del consumidor debe procurar que se cumplan los cánones mínimos de calidad de los bienes y servicios que se ofrecen al consumidor; también le tocará: atender en materia de regulación de la publicidad y las ofertas que se dirigen al público consumidor, establecer procedimientos especiales con el objetivo que los consumidores puedan defenderse en los organismos públicos que se creen con el fin de protegerlos, estipular las infracciones de los productores y las correspondientes sanciones, entre otras.

De este modo, los consumidores poseen hoy en día una conciencia mucho más alta de sus posibilidades, derechos y oportunidades en un mundo en el que la competencia productiva es cada vez más grande y además disponen de un órgano estatal al cual dirigirse cuando se sienten engañados, estafados por algún fabricante, proveedor o vendedor.

Consumo de drogas

Refiriéndonos al concepto de consumidor no podemos soslayar que además del uso extendido que ostente la palabra en el sentido mencionado líneas arriba, asimismo, es común que se use este término para denominar a aquella persona que consume de manera recurrente drogas ilegales y psicoactivas, tal es el caso de marihuana, cocaína, heroína, LSD, entre otras. Cuando de alguien se dice que es consumidor de tal o cual droga es porque ya habrá en él una dependencia importante de la misma, es decir, el uso de la droga es casi diario.
Las drogas ilegales mencionadas generan en casi todos los consumidores, sin excepciones, una fortísima dependencia que llegado el momento de querer dejarlas puede disparar serios problemas como ser depresión, síndrome de abstinencia, entre otros.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Consumidor